La Xunta plantea trasvasar agua de cuencas ante sequías persistentes

La medida permitiría llevar suministro de embalses para energía hasta pantanos de abastecimiento


El petróleo del siglo XXI es incoloro, inodoro e insípido. Y Galicia «xa non é o país da auga infinita». Palabra de Manuel Vázquez, conselleiro de Medio Ambiente, quien defiende con vehemencia un «uso racional» de este recurso como mejor medida a corto plazo ante la previsión de que las lluvias mermen progresivamente. Pero «a medio e longo plazo», explica, hay que comenzar a cotejar otras medidas. Impensables las desaladoras, la Xunta sopesa otras vías que ya se estudian en el sur de España o en Levante, por ejemplo, para la gestión de los recursos hídricos.

La baza más relevante -por volumen económico que conllevaría y por su complejidad- sería un trasvase de agua entre cuencas de manera que se creara en el territorio gallego una suerte de autovías del agua. Son canalizaciones que permitirían llevar líquido de un embalse a otro para compensar la falta de líquido en diferentes partes del territorio gallego.

La propuesta la lanza directamente el propio conselleiro. La medida, que se estudiará dentro del nuevo plan de gestión del agua que el Gobierno autónomo presentará el próximo año, supone llevar caudal -a través de un sistema de comunicación directa- desde los pantanos de generación de recursos hidroeléctricos hasta los de abastecimiento, siguiendo la pauta de que la prioridad ha de ser el abastecimiento humano, luego los regadíos y posteriormente otras producciones.

Vázquez es consciente, con todo, del impacto en el medio que tendría una medida en ese sentido en tanto que ha de preservarse, como medida general, la unidad de cuencas. «Pero queremos facer esa reflexión en alto, porque o escenario require propostas novas, con investigación, apoio de enxeñeiros...», observa el responsable de Medio Ambiente.

La medida se apoya en números: en Galicia hay alrededor de 40 pantanos que pueden almacenar, en el mejor de los casos -si están llenos-, casi 3.200 hectómetros cúbicos. De ellos, menos del 3% del total se dedican al abastecimiento humano de las grandes áreas de población de Galicia. El resto los explotan empresas como Ferroatlántica, Unión Fenosa, Endesa e Iberdrola. Otros dos números: los únicos embalses que están por encima del 80% de su capacidad se dedican a esa finalidad. Los que surten a los municipios gallegos están hoy de media al 51%.

Aguas subterráneas

«O cambio climático esta aquí, e temos evidencias de que Galicia vai ser unha das zonas máis sensibles», observa Vázquez en la misma línea que se ha pronunciado recientemente su homóloga en el Gobierno central, Cristina Narbona. Por ello repite la Xunta su mensaje para adoptar «unha nova cultura da auga» que pase por el freno al derroche y el aprovechamiento de otros recursos. Por ejemplo, las aguas subterráneas. «Hai unha grande cantidade de acuíferos en Galicia que poder aportar», detalla Vázquez.

Según expertos como Alejandro Maceira, consultor sobre asuntos de agua, estos manantiales pueden convertirse en un «importante recurso, cuyo uso intensivo puede ser un elemento clave para la garantía de abastecimientos urbanos». «Son todas -concluye el propio Manuel Vázquez- medidas para horizontes longos», pero recuerda que «un Goberno responsable ten que saber anticiparse e situarse no peor dos escenarios posibles».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Xunta plantea trasvasar agua de cuencas ante sequías persistentes