Mariagrep: la nueva diva del pop de dormitorio es gallega

FUGAS

Enamora. «Si un día» es el primer disco de esta compostelana que mezcla r&b, trap y psicodelia con una chispa muy especial. De amor a primera vista

18 jun 2021 . Actualizado a las 13:19 h.

Es una etiqueta que existe desde hace años, al menos desde los noventa. Pero la evolución de la tecnología la ha puesto en primer plano. El éxito de artistas como Billie Eilish, que ha llegado al estrellato con la música hecha en su habitación, ha inspirado a muchos músicos. Y la pandemia la ha revalorizado por completo, al convertirse durante meses en la única posibilidad. Se trata del bedroom pop y es exactamente eso: música que se compone en el dormitorio. Generalmente por jóvenes solitarios que construyen desde ahí un mundo de fantasía en el que volcar sus obsesiones. «Yo me identifico al 100 %, porque lo es literalmente. Escribí y desarrollé todas mis canciones en la habitación», explica María Gallego Román, una compostelana de 23 años que ha adoptado el nombre artístico de Mariagrep. Acaba de editar Si un día, su disco de debut.

En su sello, Raso, donde también publican Baiuca o Néboa, lo tienen claro. No escatiman en pirotecnia promocional y sentencian: «Habemus nueva diva para el bedroom pop electrónico». Ella se ríe y se deja querer. «Lo de diva no sé si se me queda un poco grande, pero bedroom sí, total», bromea esta chica que, en lugar de locales de ensayo y guitarras eléctricas, opta por tirarse en la cama con un piano eléctrico esperando que la inspiración se pose sobre ella. «Aún sigo con uno que me compraron mis padres hace años. Le quito las patas, me tiro en la cama y me pongo a probar cosas. Ese es mi proceso. También uso un sintetizador conectado al ordenador», detalla.

De ese ensayo-error han salido siete canciones con una fuerte conexión sonora, emocional y temática. Dice que todo es casual. Respecto a ese sonido sedoso, frágil y un tanto ensoñador asegura que «nació sin ninguna pretensión». Mariagrep partía del cero total: «En mi vida había compuesto nada. Cuando haces algo de lo que no tienes mucha idea, a lo mejor sale algo nuevo. Si hubiera estado en el conservatorio diez años, habría sabido una técnica, una producción y habría salido algo con más intención. Al haberlo hecho un poco “esto suena bien”, "esto no" y cogiendo cosas que yo escuchaba, al final salió una mezcla de la nada». Manu Blanco, de Blanco Palamera, se encargó de pulir la grabación.