Ocho películas para entender el racismo

El cine tiene la capacidad de enseñar, de ayudar a comprender un problema de corte global que se resiste a desaparecer

Fotograma de la película «Doce años de esclavitud»
Fotograma de la película «Doce años de esclavitud»

Buena parte de la sociedad sigue siendo racista. Negar este enunciado es negar una realidad tangible en el día a día. Estados Unidos, por enésima vez bajo el foco internacional, continúa sufriendo una plaga que el cine ha tratado de contextualizar y mostrar al resto del mundo a través de diversas historias y relatos, muchos con una base real o biográfica.

El séptimo arte permite acercar ideas de enorme complejidad, sintetizar profundas cargas emocionales en apenas dos horas. ¿Quiere conocer la realidad del racismo estadounidense? Quizás estas cintas le ayuden en el proceso.

MATAR A UN RUISEÑOR (1962)

Clásico indiscutible que pone sobre la mesa una trama que se verá y repetirá en no pocas ocasiones dentro del cine: un negro es acusado de la violación de una mujer blanca. Basada en la novela de Harper Lee que le valió el Pulitzer, detalla con acierto la injusticia racial y la destrucción del individuo a manos de una sociedad que toma el camino fácil: el del odio injustificado.

ARDE MISSISSIPPI (1988)

Una de las mejores obras que se han creado para conocer las atrocidades del Ku Klux Klan. Muestra una historia basada en hechos reales, que recoge la investigación de la desaparición y asesinato de tres defensores de los derechos humanos en 1964 en Mississippi. Los dos policías poseen orígenes y mentalidades diferentes a la hora de abordar un caso que ahonda en el silencio y el racismo. Puede caer en ciertas incongruencias, como el del 'salvador blanco', pero su debate y su reflejo del sur estadounidense permitió al mundo conocer horrores que parecían dejados atrás. No era así.

HAZ LO QUE DEBAS (1989)

Junto con La última noche (2003), la mejor película de un hombre que ha dedicado buena parte de su carrera y de su vida a recoger en la gran pantalla las miserias racistas de su propio país. Spike Lee es un director indispensable dentro de este ámbito, y Haz lo que debas es fundamental; un retrato milimétrico de lo que es un día en el barrio de Brooklyn durante un caluroso verano en el que la tensión entre las diversas comunidades raciales corta el aire. Es una cinta compleja, que no busca dar una sola respuesta, sino un abanico de posibilidades, desde el pacifismo a la lucha, pero que triunfa al dibujar ese poliedro que es el ser humano. Debido a su interés cultural, forma parte de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

LOS CHICOS DEL BARRIO (1991)

Escrita y dirigida por el ya finado John Singleton, Los chicos del barrio consigue juntar un elenco prodigioso de actores para ahondar en la cultura de las pandillas, las drogas y la segregación racial de Los Ángeles, donde la intimidación policial y la falta real de esperanza ahogan a un grupo de amigos sin un futuro que no pase por la violencia o la frustración.

MALCOLM  X (1992)

Otro de los puntos álgidos en la carrera de Spike Lee. Es difícil, por no decir imposible, entender las últimas décadas del activismo afroestadounidense y la defensa de los derechos civiles sin conocer a El-Hajj Malik El-Shabazz, más conocido como Malcolm X. Tomando de base la biografía de Alex Haley, Lee da testimonio de uno de los hombres más influyentes de la historia contemporánea, acercando su discurso y su vida, que concluyó con su asesinato en 1965. Denzel Washington ejecuta uno de los papeles de su vida.

DOCE AÑOS DE ESCLAVITUD (2013)

Ganadora de varios Óscar, incluyendo Mejor Película, el tercer largometraje de Steve McQueen cosechó excelentes críticas y premios en todo el planeta. Narra la historia de Solomon Northup, un hombre negro libre que será vendido como esclavo en 1841. Un relato brutal sobre las penurias que atravesaron los miles de esclavos durante largos años en Estados Unidos, bajo el yugo de terratenientes sin atisbo de bondad. Se basa en la propia autobiografía de su protagonista.

DETROIT (2017)

La directora Kathryn Bigelow ofrece una película que mantiene al espectador al borde del infarto al observar en pantalla una serie de errores inconscientes que desencadenan una serie de brutales actos de violencia policial. Toma los disturbios de 1967 como pilar narrativo y pone el foco en los asesinatos ocurridos en el motel Algiers.

DÉJAME SALIR (2017)

La cinta de Jordan Pelee recrea una ficción donde el racismo aparece camuflado de una extraña admiración y cariño que una familia blanca deja entrever. Toda una virguería dentro del género de terror, que incluso en su final juega con la posibilidad más que conocida de que un coche de policía ofrece más miedo que esperanza para según quién y dónde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ocho películas para entender el racismo