Ya no hace falta imaginar a Peter Pan

.
S. F.

El espectáculo Tan solo hay que imaginar… del musical de Peter Pan llega a Galicia a finales de este mes. Podremos disfrutarlo el viernes 20 de julio a las 20.00 horas en el Teatro AFundación de Vigo. Esta obra es una producción familiar de gran formato que ha cautivado a más de 4.000.000 de espectadores y que ya ha realizado más de 4.500 representaciones

Este espectáculo representa la historia original de J. M. Barrie, que en su obra trata los temas del amor, la familia, la maternidad y la amistad, entre otros. Un sinfín de actores, cantantes, bailarines y acróbatas darán vida a los personajes clásicos de nuestra infancia como Wendy Darling, el Capitán Garfio y los niños perdidos. Esta obra nos hará volver a ser niños y sentirnos jóvenes otra vez durante todo el espectáculo, disfrutando con cada escena y cantando las canciones como cuando éramos pequeños.

TALENTO A RAUDALES

La Productora española Theatre Properties nace de la mano del productor y director Tomás Padilla. Han ofrecido durante los últimos 18 años un despliegue de musicales de gran formato que ha dado a conocer el talento español a lo largo de diferentes países del mundo. Shrek, Annie, Aladdin el Musical, La magia de Broadway, Tarzán o El maravilloso Mago de Oz, son algunas de las obras que ya han representado en los teatros más relevantes. En el año 2008 se convirtió en la primera y única productora del mundo en representar un musical de gran formato en español en el West End de Londres con la obra de Peter Pan. Y también fue galardonada con el Premio MAX de las artes escénicas como mejor obra del teatro musical hace 20 años, en 1998. El Reino Unido, Portugal, México, Uruguay, Perú, República Dominicana y Colombia ya han visto la obra, solo faltas tú para disfrutarla. Adelante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ya no hace falta imaginar a Peter Pan