«Los cantautores no convienen»

El concierto que el mito de la Nueva Trova Cubana dará con Luis Emilio Batallán el próximo viernes, en A Coruña, será como una reunión de viejos amigos

.

Batallán y Milanés. Así, juntos ambos apellidos, poseen un aire casi mitológico. La pareja de alguna gran aventura, una epopeya o una odisea que todos desearíamos vivir. En cierto modo, no va desencaminado del todo. Tanto uno como otro, son mitos musicales que orbitan en el pasado y el presente de todos aquellos que cayeron en la influencia de la gravedad que poseen sus canciones. Desde Cuba, Pablo Milanés; desde Galicia, Luis Emilio Batallán. Sus discos se cuentan por millones.

Irán al concierto del próximo viernes 16 en A Coruña como aquel que va a dar una vuelta con un viejo amigo. Porque al hablar con ellos, buena parte de la conversación gira al cariño que se guardan, al respeto mutuo, y uno se cuestiona si aún hay sitio en la música para artistas tan honestos, para cantautores como ellos. «Al cantautor se lo han comido, lo han asesinado», sentencia Milanés. «Quedamos muchos, pero a las radios, a las emisoras, no les conviene, tampoco a las televisiones… No quieren poner cosas que se puedan analizar, que se puedan vivir, sentimentalizar. Todo es más pasajero, superficial».

La voz del artista cubano es pausada y certera. No cae en el derrotismo fácilmente, confía en la música como tal, y en el público; en los ciclos que siempre se han dado. También Batallán. «A música actual oculta a moita xente con talento. Están aí, pero as modas son outras», reconoce. «Todo volve, os cantautores tamén; pode que nuns anos volte a música a clásica», sonríe.

Ambos están en Madrid, ensayando juntos, ultimando una noche que abrirá Manolo Rivas como ilustre presentador. «As boas cancións nunca estarán en perigo», lanza el gallego que tras vender medio millón de discos abandonó la música por motivos familiares y se dedicó a la medicina. Joaquín Sabina y el propio Milanés le recomendaron que continuara, que poseía las cualidades necesarias. No hubo forma. Hasta ahora. Una especie de jubilación, en la que Batallán confiesa solo tiene dos cosas en mente: «Recorrer mundo e cantar». Hay un momento para la política, o más bien para evitarla. Hace tiempo que Pablo Milanés comentó que no se sentía muy cómodo hablando de política. «Creí en ella, durante mucho tiempo. En las palabras y en las promesas. Nunca llegaron. Pero veo que en todo el planeta pasa igual. Los políticos son unos mentirosos», comenta, aún sin perder un ápice del tono amable que lo identifica. El concierto será especial. Primero entrará Batallán, luciendo un repertorio con hueco para todos los clásicos que sus discos guardan, y que más de cuarenta años después aún quieren ser escuchados. No siempre las canciones envejecen así. A continuación, el cubano se incorporará a un escenario semivacío, sobrio e íntimo. Cantará en gallego y seguirá con su viejo amigo al lado, recordando sus canciones e himnos. «Cos anos descubrín que, polo menos na música, menos e máis. Polo menos se vas tocar nun sitio coma este teatro. Apenas chega un piano, unha guitarra… Non necesitas máis», explica el santiagués. Es una ocasión única. Las butacas se llenarán más que probablemente. Una de ellas será ocupada por una mujer estadounidense, llegada desde Maine, a las puertas de Canáda; solo para ver esta ceremonia musical. Así se lo avisó por Facebook a Batallán. «A música enténdese en calquera lado. É universal. Esta é unha proba de que un pode cantar en galego e ir polo mundo con orgullo.

Consigue entradas con descuento exclusivo para el concierto de Luis Emilio Batallán con Pablo Milanés como invitado en Clicentradas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Los cantautores no convienen»