El origen del imperio Atlantic Records


La historia de Ahmet Ertegun y su sello Atlantic Records daría para llenar un millón de espacios como este. Este águila de los negocios de oído exquisito originario de Turquía cambió el rumbo de la música popular moderna a mediados del siglo XX dando cobijo a las más grandes estrellas del soul y el rock a lo largo de su existencia: Ray Charles, Wilson Pickett, Aretha Franklin, Led Zeppelin o AC/DC son solo algunos de los artistas a los que echó el ojo (y el guante) el capo de la discográfica. Todo arrancó con Ertegun intentando sacar provecho del incipiente mercado discográfico a finales de los años 40. Pero el momento mágico llegó en 1949, cuando recibió una llamada de un distribuidor de Nueva Orleans diciéndole que necesitaba unos cuantos miles de copias de Drinkin' Wine Spo-Dee-O-Dee de Stick McGhee y que su antigua discográfica había quebrado. Ni corto ni perezoso, Ertegun se puso en contacto con McGhee y le hizo grabar de nuevo la canción, que terminó vendiendo 400.000 copias y convirtiéndose en el primer éxito de Atlantic. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El origen del imperio Atlantic Records