Franco Battiato: «Hace mucho tiempo que practico la no-meditación»

FUGAS

Genio y figura. Franco Battiato llega a Vigo tras tener que aplazar el recital por una mala caída que lo obligó a suspender temporalmente su gira mientras se recuperaba de una fractura en el fémur, lesión compleja una vez cumplidos los setenta. Pero totalmente recuperado, según afirma, brinda la oportunidad de disfrutar de un clásico en vida. es uno de esos infrecuentes casos en los que la persona supera sus méritos artísticos para convertirse en un icono. queda mucho por descubrir de este artista insondable al que la edad está sentando especialmente bien

04 sep 2015 . Actualizado a las 10:39 h.

No es amigo de promociones ni de discursos baladíes. Habla cuando tiene que hablar y, cuando lo hace, tiembla hasta la cuestionada clase política de su país. He visto entrevistas a Franco Battiato en las que sus elocuentes silencios sonaban como clavos  penetrando en el travesaño de una cruz. Pero el genio siciliano tiene a bien atender los requerimientos de Fugas, aunque a su manera. Se pacta la entrevista en inglés, a pesar de que el entrevistado domina, entre otros muchos idiomas, el castellano. Así se hace. Pero llegado el momento y tras una primera pregunta en  la lengua de James Bond llega la respuesta, rauda, escueta y concisa, en un perfectísimo y melodioso italiano. Fantástico. Tras superar el razonable descoloque inicial y desechar la idea de continuar la entrevista en, por ejemplo, francés, llegan las respuestas únicas y breves  del músico que desde el principio sabía lo que quería decir (aunque no en qué idioma decirlo) y lo poco que le apetecía andar buscando respuestas ingeniosas durante toda la mañana. No se puede ser genial las veinticuatro horas del día, demasiado agotador para un hombre que ya ha cumplido los 70 años y que llega a Galicia tras posponer su recital por culpa de una mala caída que le fracturó el fémur. Así que la primera pregunta era obligada.

-Antes que nada: ¿cómo se encuentra? ¿Está totalmente recuperado de su lesión? 

-¡Ah, sí! Perfectamente. Estoy muy bien. Gracias por preguntar.

-Cuénteme cómo han ido cambiando sus conciertos con el paso del tiempo. Supongo que no tendrán mucho que ver con lo que llevaba a escena cuando tenía treintaytantos años. 

-Es inevitable, el tiempo todo lo cambia. Pero, afortunadamente, creo que para mejor.

-¿Y qué podemos esperar del concierto que dará en Vigo?  

-Sonará lo mejor de mi repertorio, de eso puedes estar seguro.

-¿Con qué acompañamiento viene? ¿Trae una orquesta completa, un grupo más pop...? 

-Seremos un total de siete músicos en el escenario. Piano, teclado electrónico, un cuarteto de cuerda y yo.

-Aquí en España descubrimos su música en la década de los ochenta, con su vertiente más pop. Pero, ¿en qué faceta se encuentra usted más cómodo como músico? Haciendo pop, música experimental, ópera... 

-Pues no sabría decir. Supongo que con todos los estilos juntos, pero por separado, sin mezclar.

-¿Qué tipo de música escucha habitualmente? 

-Lo que más escucho, con diferencia, es música clásica.

-¿Cómo es su proceso compositivo? ¿Cómo decide qué es lo que va a hacer en cada momento?