Cuartos que cobijan secretos

Rosa Ribas viaja en el tiempo en «Pensión Leonardo» para retratar un microcosmos social pero también los misterios íntimos de una familia


Los lectores habituales de novela negra conocerán bien a Rosa Ribas (Prat del Llobregat, Barcelona, 1963) como la autora de la serie protagonizada por la comisaria hispano-alemana Cornelia Weber-Tejedor y por sus dos novelas -Don de lenguas y El gran frío- escritas a cuatro manos con Sabine Hofmann. Pero el repertorio de Ribas no se agota en el policial, que se ha acercado a la novela histórica en El pintor de Flandes y recientemente ha publicado Miss Fifty, donde con humor le va una vuelta de tuerca al género fantástico al transformar una heroína, luchadora contra un cáncer, en superheroína gracias a los efectos inesperados de las sesiones de radioterapia.

Casi al mismo tiempo que esta última llega Pensión Leonardo, una novela que guarda ciertas semejanzas con otros libros anteriores de la escritora, pero que ofrece un registro diferente. Como se intuye desde el título, la pensión y su microcosmos centran la historia, aunque filtrada por la mirada de una niña de doce años y, más importante todavía, por su voz. Esta voz de Lali es, sin duda, uno de los grandes aciertos de la novela, ya que consigue el equilibrio justo entre perspicacia e inocencia, infancia y memoria adulta. Esto le sirve a Ribas para guiar la lectura a través de los pasillos físicos y sentimentales que conducen a habitaciones donde se desarrollan vidas que cobijan secretos y anhelos, algunos de los cuales comenzarán a afectar a la propia familia que regenta el establecimiento con la llegada de un huésped cuya presencia ejercerá de catalizador para revelar cuestiones turbias de su pasado, el anterior a la propia pensión con la que crearon una nueva vida.

Como en El gran frío, por ejemplo, Ribas vuelve a apoyarse en la precisión y el gusto por el detalle: bastan citar el DDT o la crema Atrix para conseguir que el viaje en el tiempo con Pensión Leonardo sea completo.

Pensión Leonardo. Rosa Ribas. Editorial Siruela. 352 páginas. 18.95 euros. Edición electrónica, 7.99 euros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cuartos que cobijan secretos