Carta abierta a Camilo Ocampo


No obtuviste, estimado exsubdelegado del Gobierno de Ourense, ni un titular. Tu nombre aparecía en la letra pequeña (esa que, como la de los contratos mercantiles, es la de verdad) de la crónica política que Miguel Ascón firmó tras las primarias que entronizaron al nuevo boss del PSOE: «La lista pachista la encabezaba Camilo Ocampo. Este, que suena como posible aspirante en las primarias para elegir candidato a la alcaldía, parece haber bajado ya a la arena para luchar por ese objetivo». Te fuiste de la política entre loas y regresaste entre olas de putrefacción ética. Y no lo entiendo. Resulta que eres el tapado de Pachi Vázquez para la alcaldía que es lo mismo que decir su futura marioneta. Eres un nuevo miembro de los díscolos pachistas que hicieron de la deslealtad al PSOE su credo. Ibas de Madina, es decir, de Laura Seara, es decir, de Pachi Vázquez. Ibas de los que buscaban defender su mamandurria. ¡Qué error, Camilo, qué inmenso error! Creí que podrías ser la tercera vía entre pachistas y paquistas y que el espíritu camilista podía renovar el socialismo capitalino. Ahora te has decantado por un bando, el mismo que lleva 20 años engordando al PP y debilitando al socialismo. ¿Por qué no le pides a los tuyos que hagan como Caamaño en A Coruña y celebren primarias? Sería una forma de salir, con cierto honor, de la secta en la que te ingresaste.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

Carta abierta a Camilo Ocampo