¿Qué queremos ser en realidad?


Resulta que el turismo iba a ser nuestra industria. Pero la fábrica solo abre de once a dos. La oficina municipal de turismo de la capital estuvo disponible tres horas al día durante los festivos de Semana Santa. Toda una declaración de intenciones. Las explicaciones no consiguen rebajar el rubor de semejante estrategia. Mientras las calles se abrían a los turistas las puertas a la información de la ciudad estaban cerradas durante la mayor parte del día.

No me extraña que medio millar de usuarios se consideren un récord. No solo tenían que venir... tenían que acertar con el horario.

Alguien podría pensar que lo de la capital ourensana y el turismo es quiero y no puedo. En realidad no. En realidad es quiero pero no me dejan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

¿Qué queremos ser en realidad?