Ya lo dijo Groucho


Bien pensado, el amigo García de Caamaño fue, dicho en términos actuales, un cachondo. Porque no hizo como en Vilaxoán, que era la Vila de Xoán (Mariño de Soutomaior). Ni como en Carril, que se llamó así por las marcas que dejaban los carros de Padrón que venía a recoger algas con las que estercolar sus tierras. No. El simpático de don García dejó escrito que lo suyo había nacido como «porto e vila». Y ahí nos dejó, hace casi 600 años, un dilema que, a veces, derivó en pura esquizofrenia. Porque, ¿qué fue antes, el puerto o la villa, el huevo o la gallina?

Quizá quien mejor definió esa dicotomía fue un recordado director del puerto, Rafael Arizcun, que, en 1954, escribió: «El único inconveniente de la gran bahía de Vilagarcía es la falta de calados en las proximidades de su costa, y eso no es culpa de ella, sino del error antiguo de haber buscado el puerto a Vilagarcía y no Vilagarcía al puerto».

El puerto y la ciudad

Así fue, es y nos tememos que seguirá siendo. Lo que está claro es que sin el uno no se puede entender la otra, y al revés. Hasta el punto de que la evolución del puerto marcó el devenir de la ciudad. Si no fuera por la necesidad de ampliar las instalaciones portuarias al sur, muy probablemente no se habrían unido los tres concellos hasta mucho después de 1913.

Las obras del puerto, origen de su actual configuración, fueron inauguradas el 12 de abril de 1915, en plena I Guerra Mundial. Fue la respuesta al monumental fiasco de la operación Cortegada. Su presupuesto era de 4 millones, pero con la garantía del Gobierno de que se harían con mimo: el período de ejecución era de 40 años. Y la primera aportación, de solo 40.000 pesetas, es decir, el 1% de todo lo prometido. De ahí derivaron los grupos de obras, los modificados y los reformados de los modificados, y así hasta los años 60.

Por entonces, en 1915, faltaban 20 años para que Groucho pronunciara su célebre frase: «La parte contratante de la primera parte, será considerada como la parte contratante de la primera parte». También en esto fuimos por delante. Unos cracks.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ya lo dijo Groucho