«Demasiada gente se tatúa por razones equivocadas»

Jack Rudy revolucionó el mundo del tatuaje al crear el estilo «fine line» y la máquina de una aguja


barcelona

Cuando Jack Rudy (EE.UU., 1954) convirtió una maquinilla eléctrica en un aparato para tatuar con solo 17 años no sabía que su afán por el detalle en el tattoo lo llevaría a reinventar uno de los estilos que elevarían a arte el tatuaje en los Estados Unidos, además de popularizarlo entre las más diferentes esferas. El fine line, traducido como línea fina, hecho totalmente en blanco y negro, surgía inspirado del hiperrealismo que imperaba en las cárceles de chicanos californianas en los años 70, donde los presos tenían mucho tiempo y podían decorar todo su cuerpo con gran exactitud. Considerado uno de los mitos del tatuaje, ha estado este fin de semana por primera vez en España en el marco de la Barcelona Tattoo Expo 2013.

-¿Criarse en un barrio chicano influyó en su estilo?

-Me llamaban huero porque era el único blanco en el Este de Los Ángeles. Si hubiese crecido en otra parte no hubiese visto el estilo hiperrealista que se hacía en las prisiones.

-¿Cuál es la dificultad del estilo «fine line»?

-Cuando haces fine line en blanco y negro tienes que tener mucho más cuidado que con otros estilos. Requiere mucho detalle y hay que procurar que no se extienda. Aquel que practique este tipo de tatuaje ha de ser, además, muy buen dibujante.

-Inventó la máquina de una sola aguja. ¿Fue revolucionaria?

-Fuimos yo y Good Time Charlie los que la desarrollamos. Nuestros clientes preguntaban por líneas más finas, como las que hacían en las prisiones chicanas. Un día descubrimos que quitando tres agujas y dejando solo una podías conseguir muchísima más precisión. Eso fue hacia finales de 1975.

-Usted ayudó a revolucionar el tatuaje en Estados Unidos. ¿Qué opina sobre la popularización del tatuaje?

-Jamás pensé, ni en mis sueños más fantasiosos, que el tatuaje se volvería tan popular. Todavía es difícil para mí asimilar lo aceptado que está ahora. Nunca pensé que eso podría pasar.

-¿Y cómo le hace sentir esa popularización?

-Tengo sentimientos encontrados. Por una parte está muy bien ver como es aceptado y respetado en la sociedad, pero por otro se ha vuelto popular en exceso y demasiada gente se tatúa por las razones equivocadas, como por ejemplo únicamente por moda. Puedes tirar unas botas que ya no son tendencia, pero el tatuaje, aunque se pueda borrar, en la mayoría de los casos es para siempre.

-¿Cuál fue el trabajo más raro que le pidieron?

-Un presentador de la MTV, Estevo, me encargó un retrato de sí mismo a tamaño natural para poner en su espalda. Además estaba firmado por él, como si fuese un autógrafo para un fan. MTV grabó todo el proceso y ni siquiera me dieron las gracias. Es, de lejos, uno de los tatuajes más locos que he hecho. Nadie me había pedido antes hacerse un tatuaje de sí mismo. Siempre me piden un retrato de otra persona: su familia, alguien famoso?

-Ha tatuado a James Hetfield, el cantante de Metallica. ¿Qué escogió para ello?

-Un ángel en su brazo y los nombres de sus hijos con dos manos en posición de rezar en el medio.

jack rudy americano que revolucionó el mundo del tatuaje

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Demasiada gente se tatúa por razones equivocadas»