Cortes, voladuras y retrasos


Las obras del Eje Atlántico de Alta Velocidad ferroviaria en el entorno de Pontevedra están plagadas de incidentes que ya han originado varias quejas formales del Concello al Ministerio de Fomento por la actuación de la empresa constructora Sacyr. En concreto, la alcaldía trasladó en abril del 2012 el malestar por el excesivo retraso en la ejecución del puente de Loureiro Crespo, que mantuvo esta vía cortada al tráfico rodado durante siete meses cuando la previsión inicial eran cuatro. Además, hubo también incidentes relacionados con la construcción del túnel de Lérez, ya que las voladuras llegaron a provocar grietas en viviendas o el lanzamiento sin control de cascotes que afectaron a vehículos aparcados en Médico Ballina y a viviendas en la zona. El corte de esta calle, previsto para cuatro meses y que se alargó más de un año, provocó otra queja formal del Concello. El último capítulo se vivió hace apenas unas semanas, cuando tras una inspección técnica Fomento ordenó a Sacyr rehacer una obra mal ejecutada de reposición del asfaltado en la avenida de Compostela, en un tramo cuyo cierre se alargó también ocho meses más de lo previsto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cortes, voladuras y retrasos