La sensación del accidente real

Un proyecto educativo recrea situaciones de imprudencias al volante


ourense / la voz

Notar la ansiedad que provoca estar dentro de un coche mientras vuelca y da una vuelta completa sobre si mismo, percibir como el vehículo que estamos frenando no responde como esperamos y se desliza más de la cuenta sobre el pavimento para acabar empotrándose contra otro que nos precede, o comenzar a ver mal y comprobar cómo acabamos equivocándonos por no haber percibido detalles que estaban en la carretera. Estas son solo algunas de las sensaciones reales que pueden vivirse gracias a varios simuladores en la carpa que, desde ayer, está instalada en la Alameda del Concello de Ourense y que forman parte de un programa de prevención de riesgos viales del Real Automóvil Club de España (RACE) y la empresa Goodyear.

Juan Antonio Sánchez Trillo, coordinador nacional de Educación Vial de RACE, resumía el objetivo de este programa en «sumar nuestro granito de arena a la prevención de accidentes, sobre todo entre el colectivo de los más jóvenes». Por ello las sesiones matinales se reservarán a alumnos de diversos centros escolares, gracias a la implicación de la Concellería de Educación del Concello de Ourense con el proyecto.

Las tardes estarán abiertas al público en general. Ayer comenzaron a visitar el proyecto algunos de esos escolares, a los que les llamó la atención especialmente el simulador de vuelco en el que un coche instalado sobre una plataforma gira 360 grados sobre su propio eje.

«Entran muy sonrientes y con mucha broma, pero salen muy serios; aprenden realmente la función que tiene el cinturón de seguridad y les ayuda a no cuestionarse su uso o no usarlo solo para evitar la sanción, porque ellos se ven en una situación que nunca habían estado, la de un vuelco real, y ven en la práctica la presión que ejerce sobre su cuerpo ese cinturón cuando están girando o boca abajo», resumía Sánchez Trillo durante el acto inaugural, al que también asistió el alcalde de Ourense, Agustín Fernández, que pudo probar esa misma experiencia con el jefe de provincial de la Dirección General de Tráfico, David Llorente, como copiloto.

Los talleres también permiten ver de cerca la importancia que tienen los sistemas de retención infantil y la correcta ubicación de los menores dentro de vehículo, o comprobar las ventajas de la conducción eficiente, tanto a nivel de seguridad y ahorro en el consumo, como en el aspecto medioambiental.

Los organizadores del proyecto se han marcado como objetivo que la instalación reciba un millar de visitas. Muchas serán de los grupos escolares, pero el director provincial de Tráfico, David Llorente, incidía ayer en la preocupación que generan en los últimos tiempos la siniestralidad con mayores. «De los 16 fallecidos el pasado año solo uno era menor de 20 años, y claro que hay que seguir trabajando en la educación; pero nos preocupa que de los fallecidos que no llevaban cinturón de seguridad, todos son mayores, y el perfil de abuso de alcohol también es el de hombre por encima de los 50; y a esas personas es muy difícil reeducarles», recordaba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La sensación del accidente real