Del cielo al silencio sepulcral

Solo Fernández Albor citó al gran ausente: José Luis Baltar Pumar


ourense / la voz

El ganador absoluto del XV Congreso do PP de Ourense fue Baltar, pero no Baltar Blanco sino Baltar Pumar, José Luis. El todopoderoso barón popular se llevaba el gato al agua en su particular pulso con Alberto Núñez Feijoo, colocando a su hijo de líder provincial del PP y allanándole el camino a la presidencia de la Diputación. Ayer, tres años y 44 días después de la batalla fraticida del 30 de enero del 2010, José Luis Baltar fue el gran ausente de un congreso del PP frío, huérfano de cariño, falto de carisma y con momentos de cesarismo.

El más populista de los políticos gallegos vivió ayer una jornada amarga. Su presencia daría color y animación al XVI Congreso do PP de Ourense, y se mantendría, ya en la esfera de lo personal, su posición como el patriarca del clan familiar que es ya marca de la casa en las citas populares. Pero José Luis Baltar sabe que en estos momentos la foto con su sucesor cotiza a la baja, además de convertirse en arma arrojadiza contra el actual líder del PP ourensano. El expresidente provincial, suspendido de militancia a petición propia para no dañar la imagen del partido en el proceso judicial que se sigue por las contrataciones en la Diputación, fue el gran ausente y el gran olvidado. Solo Fernández Albor se refirió a él expresamente -Rosendo lo citó diciendo que presidiera 18 años el PP-. El expresidente de la Xunta aludió «a José Luis Baltar, ese gran político que pronto será citado como padre de otro gran líder».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Del cielo al silencio sepulcral