«El gran peligro es una colisión, hay muchos objetos flotando»

La aventura que patronea el pontevedrés Fernando Echávarri prevé zarpar hoy hacia América


pontevedra / la voz

El gran día arribó a puerto. Hoy está previsto que el Mapfre zarpe del puerto de Mazagón, ubicado en la localidad onubense de Palos de la Frontera, con el objetivo de establecer un récord para recorrer, más de cinco siglos después, la ruta del descubrimiento de las tres carabelas (La Pinta, La Niña y La Santa María). El medallista olímpico pontevedrés, Fernando Echávarri, lidera una tripulación que suma más de 20 vueltas al mundo. Los aventureros quieren completar la distancia de cerca de 4.000 millas entre Palos de la Frontera y la isla de San Salvador (Bahamas) en menos de 13 días.

-¿Cómo se afronta una aventura de este calibre?

-La preparación es similar a la de una vuelta al mundo. De hecho, hemos preparado el barco después de completar la Volvo, revisado todos los sistemas y lo hemos mejorado un poco. Además, hay que formar a la tripulación y estudiar cómo afrontaremos el reto.

-Saldrán el viernes (por hoy), pero ¿cuánto tiempo de preparación se ha necesitado para llegar a este momento?

-Llevanos en ello más o menos un mes.

-Una vez empiece la cuenta atrás en Palos de la Frontera, ¿cuándo se gritará «Tierra a la vista»?

-La idea es completar la ruta por debajo de los 13 días. Dependerá de las condiciones meteorológicas, aunque ahora parece que son favorables. Pero tras adentrarnos en el Atlántico, los partes meteorológicos ya no son tan precisos a ocho días vista.

-Más de 500 años de ventaja con la aventura que emprendió Colón. ¿Cuáles serán los principales peligros que pueden encontrarse en la navegación?

-El principal peligro es el que pueda suponer una colisión. Hay muchos objetos flotando, al margen de las condiciones del tiempo, claro. Aunque iremos con el barco al límite.

-Objetos flotando. ¿Qué tipo de objetos?

-Hay muchos. Se puede impactar contra tronos, maderas, contenedores, cachalotes. Hay mil cosas. El barco va muy rápido, y si impacta contra algo, las consecuencias pueden ser nefastas.

-La preparación para la Ruta del Descubrimiento incluyó empaparse en la historia de Colón. ¿Cómo era la vida a bordo de las carabelas?

-Era difícil. Hace unos días estuvimos en la replica de La Pinta. Es un barco muy pequeño, llevaban animales a bordo. La convivencia era durísima. Eran barcos muy lentos, se movían mucho.

-¿Incómodos?

-Sí, bastante. Me imagino que en comodidad si que le ganaríamos. Aunque ellos no sabían a dónde iban en una travesía tan larga. Los de abordo eran de pueblos del interior. Es gente que no había subido a un barco en su vida. Nosotros nos dedicamos a esto y sabemos nuestro destino.

-¿Harían esta misma ruta ustedes tripulando «La Pinta»?

-La verdad es que no. No nos lo imaginamos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«El gran peligro es una colisión, hay muchos objetos flotando»