Molestias


En estos meses, los vecinos de Ferrolterra, Eume y Ortegal han de aprender a vivir en una zona en la que su población se ve incrementada de forma sustancial, sobre todo los municipios costeros. Se calcula que en el litoral la población llega a los 95.000 habitantes.

No solo vienen veraneantes, que quieren disfrutar de las playas de la zona y del particular clima de las Rías Altas, sino también llegan muchos visitantes atraídos por las suculentas fiestas gastronómicas que se organizan en estas fechas, como la del pulpo de Mugardos, o la del percebe de Cedeira que se celebrará este mes, después de años de parón. También se llena la zona de festivaleros, como los que estos días ponen rumbo a Ortigueira para disfrutar de unos de los festivales folk más importantes de Europa.

Tanto incremento poblacional tiene una repercusión económica importante en la zona, lo que permite a hosteleros y comerciantes intensificar su actividad durante los meses de verano.

Pero también obliga a los vecinos a sufrir una serie de molestias, que no existen el resto del año, como la falta de aparcamientos, las retenciones en accesos a playas, los estacionamientos indebidos, encima de aceras o en pasos de peatones, las colas en supermercados o las terrazas a reventar.

Si julio se ha caracterizado por el buen tiempo, lo que ha incrementado notablemente el número de veraneantes en la zona, es en agosto cuando las policías locales esperan las mayores molestias en cuanto al tráfico se refiere. De momento, para los próximos días se espera una entrada de aire sahariano, que llenará sin duda las playas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Molestias