Pepe Vilariño


Ferrol

Vilariño se va cuando ya se ve la luz al final del túnel. Cuando apenas queda el 30 % de la excavación para dotar al puerto exterior de la ansiada conexión ferroviaria. Se va con la terminal de contenedores operativa. Lo deja cuando acaba de comenzar la obra de rehabilitación de la antigua Comandancia. Se va dejando un legado que ya quisieran para sí muchos otros gestores. Vilariño deja la Autoridad Portuaria de Ferrol después de siete años al frente del organismo que ha servido para sostener la diezmada economía local. Dicen que en política hay que saber llegar, hay que saber estar, y sobre todo, hay que saber irse. Pepe Vilariño es la mejor demostración de esta filosofía. Ha sabido siempre integrar equipos y contribuir a enriquecerlos con sus ideas; siempre ha sabido estar, demostrando que las formas también son importantes; sin protagonismos ni egos, de los que siempre ha huido; con esa bonhomía de la que siempre ha hecho gala y que le ha granjeado simpatías en todos los frentes políticos.

El maestro deja la política activa, pero vuelve a las aulas, porque nunca ha dejado de ser maestro. Vuelve para cerrar el círculo de su vida profesional. Vilariño deja la política, pero no del todo. Estoy seguro de que siempre estará ahí, formando parte de la gran familia del PP de Ferrol, y del PP de Galicia. Gracias Pepe por tanto. Gracias Pepe por todo. Sé Feliz.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Pepe Vilariño