Los «sanandresiños» son una joya

Este joyero cedeirés ha diseñado una colección de colgantes, pulseras y pendientes en plata esmaltada, inspirados en los amuletos de miga de pan de San Andrés


Cedeira

Los sanandresiños o sanandreses -los amuletos de miga de pan de San Andrés de Teixido que dan suerte a quienes los lleva consigo- ya se pueden conseguir en versión joya. Francisco Zaera Pérez (Cedeira, 1975), responsable de la Relojería y Joyería Farruco, que fundó su padre, Francisco José Zaera Iglesias, en 1971 en la villa cedeiresa, ha diseñado una colección de joyas amuleto de San Andrés de Teixido en plata, con las figuras que simbolizan la buena fortuna en el amor, el trabajo, la salud o los estudios, en plata esmaltada.

Las piezas ya se pueden adquirir en su tienda y en el comercio de Fina, en San Andrés, donde esta mujer y su hijo Jorge elaboran los tradicionales sanandresiños de miga de pan, en el horno y pintados con anilina. Y pronto llegarán a Ortigueira y a Santiago, uno de los objetivos de Zaera, que ya cuenta con un fabricante y pretende distribuir sus diseños allí donde los reclamen.

«Buscaba una línea que no sea perecedera, que no pase de moda, algo diferente, exclusivo, que se aleje de los artículos estándar que vende todo el mundo, en tienda física y en Internet, que es el gran competidor ahora mismo para nuestro sector», explica. Y tras meses dándole vueltas al proyecto, ideó una serie de pulseras -de plata, que se venden de 30 a 38 euros, en función del tipo de malla; y de macramé de diversos colores, a 30-; pendientes, a 40; y colgantes, a 25.

Los modelos responden a los ocho prototipos de amuleto de miga de pan tradicionales de San Andrés: la flor (que, en realidad, es la legendaria herba de namorar), que da suerte en el amor; la barca, símbolo de buena fortuna en los viajes; el santo, que ayuda en asuntos de salud y de amistad; la sardina, «para que non falte o alimento»; la escalera, de buen augurio para cuestiones de trabajo; la mano, aliada en los estudios; la corona, que representa la protección; y la paloma de la paz.

El autor deja claro que la colección «es abierta y se puede ampliar, con otros diseños de pulsera o pines con cada figura». Además de adaptar los colores, con gamas diversas al gusto de los clientes. Las piezas, divertidas y coloristas, llaman la atención de quien transita por el Paseo da Mariña. Francisco ha reservado uno de los escaparates a la colección Lenda, con un llamativo montaje, con referencias a la historia de los sanandresiños en castellano, inglés, alemán y francés (igual que figura en las tarjetas y los dípticos editados para la promoción de estos artículos); fotografías del santuario y pergaminos donde se reproduce la leyenda: «Aquí todos sabemos que el que no vaya al santuario de San Andrés de vivo, lo tendrá que hacer en la otra vida en forma de insecto u otro animal reptante antes de que el alma sea liberada...». Aunque llevan muy poco tiempo a la venta, ya han aparecido los primeros coleccionistas de los amuletos joya.

Una ilusión y un estímulo

Zaera aspira a lograr el sello de Artesanía de Galicia, que conferiría un valor añadido a su colección, la primera completa que diseña (al margen de los trabajos del taller de la joyería). Estos novedosos sanandresiños llegarán en breve al hotel Herbeira, dentro del proyecto Rampla, para su exposición y venta. El logotipo es obra de su sobrina Laura, que firma como Sai. «Para mí supone una ilusión, un estímulo, un diseño mío que se fabrica en serie y se puede vender en tiendas de artesanía de cualquier lugar», destaca, contento. Al cuello lleva la corona, para ir bien protegido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Los «sanandresiños» son una joya