En defensa del derecho al futuro


Ferrol

Aunque a todos nos guste echarle la culpa de nuestras desgracias a la mala suerte -o al destino, e incluso al mismísimo cielo-, lo cierto es que, salvo en circunstancias muy puntuales, nadie tiene mayor responsabilidad que nosotros mismos en las cosas que, en el ámbito particular, nos suceden. Bastante distinto es el asunto, sin embargo, si se trata de cuestiones colectivas. Porque cuando un desastre se abate sobre mucha gente, circunstancia de la que tampoco se puede culpar ni al Altísimo ni al destino ni a la mala fortuna, algo de responsabilidad suelen tener quienes ostentando la responsabilidad de gobernar, y por lo tanto de administrar los recursos públicos en beneficio de todos, no lo han hecho correctamente. Miren ustedes: mi opinión personal, y soy muy consciente de ello, carece de valor. No soy experto en nada, y mi único oficio ha sido el de vivir con los ojos abiertos y procurar dar testimonio de ello. Pero es bastante evidente que la profunda crisis económica a la que, una vez más, se está condenando a este Norte del Norte que conforman las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal, es el fruto de muchas decisiones erróneas que, a lo largo de las últimas décadas, tomaron mandatarios de los más diferentes colores políticos. ¿Cómo es posible que se haya llegado a la situación a la que se ha abocado a la central térmica de As Pontes? ¿Por qué se encuentra como se encuentra el sector naval? ¿Qué ha pasado con Poligal, qué ha sucedido con Noa Madera Creativa, qué está ocurriendo con Siemens-Gamesa y con cada vez más empresas? No echen la culpa, por favor, a los cambios que trae consigo todo tiempo nuevo. No, eso no es cierto. Lo que aquí ocurre -y que no solo afecta al área septentrional de la provincia de A Coruña, sino también a la misma franja de la provincia de Lugo: véase el caso de Alcoa- es la consecuencia del incomprensible empeño que administraciones de muy diferente signo han puesto en darle la espalda a un amplísimo territorio, la Galicia do Norte, a la que asiste el mismo derecho a tener futuro que a cualquier otra parte del país. No digo que más derecho, pero tampoco menos. La economía no navega a la deriva, sino que es hija de las circunstancias en las que todo proyecto lucha por salir adelante. Y lo que está sucediendo es terrible. ¡Terrible...! Quien tiene la responsabilidad de decidir, ha de cambiar de rumbo. Inmediatamente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

En defensa del derecho al futuro