Las peluquerías, en pie de guerra: «Nos están asfixiando con el IVA»

Establecimientos de toda la comarca secundaron la huelga para exigir la bajada del gravamen del 21%  al 10%, una vieja reivindicación que cobra fuerza por el covid

Paula Arbe, de la peluquería Tribeca, secundó el paro convocado por las asociaciones del gremio
Paula Arbe, de la peluquería Tribeca, secundó el paro convocado por las asociaciones del gremio

ferrol / la voz

Ni cortes de pelo, ni tintes, ni nada de nada. Las clientas del peluquero Tomás Maroño, con salón en la calle de la Iglesia, tuvieron que cambiar las citas que tenían previstas para este martes porque su peluquero decidió que de ninguna manera abriría sus puertas el 20 de octubre. «Desde hace días ya saben que había huelga y que yo la iba a secundar, pero nadie protestó y todas me apoyaron», comenta el conocido estilista ferrolano.

Maroño fue uno de los profesionales de la comarca que ayer decidieron sumarse al paro convocado a nivel nacional por diferentes asociaciones de peluquerías y centros de estética para demandar la bajada del IVA al 10%, acercándose así al 8% que se les aplicaba antes del 2012, cuando el Gobierno de Rajoy decidió subir el gravamen al 21%. «Esta lucha la iniciamos hace ya ocho años, pero ahora cobra aún más sentido, porque con el covid los ingresos han bajado muchísimo, y con este IVA nos están asfixiando. La gente tiene miedo, quiere hacer peto por si hubiese otro confinamiento y viene menos a la peluquería. Muchas de las señoras que acudían a mi salón una vez a la semana ahora piden cita cada dos o tres semanas, y ha habido un bajón tremendo en los trabajos por celebraciones. Para este verano yo tenía doce bodas y se cancelaron todas menos una», comenta.

Maroño fue uno de los profesionales de la zona que cerro para exigir la bajada del IVA del 21% al 10%
Maroño fue uno de los profesionales de la zona que cerro para exigir la bajada del IVA del 21% al 10%

Aportar una cifra exacta de las peluquerías y centros de estética de la comarca que ayer echaron el cierre en señal de protesta resulta arduo complicado, aunque Maroño calcula que fueron entre un 30% y un 40%. En Ferrol no hubo actos de protesta, pero algunos de los profesionales de la zona decidieron viajar hasta A Coruña para participar en la concentración que tuvo lugar en la plaza de María Pita a media mañana. Paula Arbe, de la peluquería Tribeca, no pudo desplazarse a la ciudad herculina, pero no dudó en secundar el cierre. «Hay que hacer ruido y estar unidos, porque si peleamos juntos es más fácil que nos hagan caso», comenta esta profesional con salón en la calle María.

Arbe califica de «abusivo» el gravamen del 21%, sobre todo ahora que los ingresos han bajado de forma significativa, y no solo por el miedo de la clientela a salir de casa o el descenso de las celebraciones, sino también por la reducción del aforo que en muchos casos ha traído consigo el covid. «En mi local, por razones de espacio y para poder mantener la distancia de seguridad, he tenido que reducir los puestos de los que disponía. De los nueve tocadores, me he quedado con cinco; de los tres lavacabezas, con dos; y de los dos puestos de estética, con uno. Es decir, el aforo se ha reducido a la mitad y eso ha impedido que pueda recuperar al 100% de su jornada laboral a tres de mis empleadas, que siguen en ERTE al 50%», explica Arbe.

Además, los profesionales llaman la atención sobre los gastos adicionales en mascarillas, geles hidroalcohólicos o toallas y batas desechables que ha traído consigo el coronavirus. «En mi caso, son más de mil euros al euros al mes», advierte Tomás Maroño, quien no dudó en ningún momento en secundar el paro para protestar.

Sin embargo, desde otros salones aseguran que no se pueden permitir «ni un solo día sin trabajar». Y por eso fueron muchos los que ayer decidieron mantener la actividad y no secundar el paro, aunque insisten en que apoyan las reivindicaciones del sector al cien por cien. Es el caso de la peluquera Inés Pose, quien gracias a unas obras de ampliación ha podido mantener el aforo en su local y a toda su plantilla tras el confinamiento. Aún así, cifra en un 25% el bajón en la afluencia de clientes que acuden a su peluquería de forma habitual, y de un 75% en lo que respecta a los servicios por bodas y otras celebraciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Las peluquerías, en pie de guerra: «Nos están asfixiando con el IVA»