La industria que no se para

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL

FERROL

Imagen reciente de la factoría de Arteixo Telecom en As Pontes
Imagen reciente de la factoría de Arteixo Telecom en As Pontes

Factorías como la tecnológica de Arteixo Telecom en As Pontes han mantenido su actividad pese a la pandemia, y han aplicado ajustes minoritarios a su plantilla

08 abr 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Además de una ola de enfermedad, el coronavirus ha sumido en la parálisis a muchas empresas desde que se decretó el estado de alarma en el país y a otras que podrían trabajar, como la industria y la construcción, el parón les llegó más tarde, con un decreto gubernamental que restringía al máximo la actividad y la dejaba reducida únicamente a las clasificadas como esenciales. Hubo fábricas que, pese a tener autorización para poder seguir produciendo, decidieron apagar el botón de encendido por distintas causas, como no poder ofrecer las garantías sanitarias adecuadas a sus trabajadores, o por el parón de los contratos en vigor, pero algunas otras resisten contra viento y marea, sosteniendo el empleo.

Es el caso de la pontesa Arteixo Telecom, dedicada a la electrónica industrial. Días antes de que se decretase el estado de alarma en el país, la compañía diseñó una estrategia, con medidas de prevención, como la de tomar la temperatura a todos sus trabajadores, tanto al entrar como al salir de las instalaciones. Además, distribuyó a su plantilla -formada por 120 personas- en dos turnos, uno de mañana y otro de tarde, para favorecer las distancias entre ellos, y puso en marcha una limpieza especial de las instalaciones.

Por otro lado, la dirección preparó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por motivos productivos que preveía usar únicamente si cayesen las necesidades de fabricación. Eso sucedió la semana pasada, desde cuando está en vigor un ajuste que suspende 23 empleos y que asumirán de forma rotatoria todos los trabajadores, incluso los miembros del comité de empresa, que podrían estar exentos, un gesto de solidaridad que ha reseñado Rafael Valcarce, presidente y director general de la compañía. Además de valorar positivamente la implicación de su plantilla en estos momentos de incertidumbre, también pone el foco positivo en la disponibilidad mostrada por los bancos y por Xesgalicia.

Valcarce anuncia, no obstante, que tan pronto finalice el estado de alarma en el país, «activaremos la producción a tope», ya que la crisis del coronavirus cogió a Arteixo Telecom en uno de sus mejores momentos, después de registrar tres años seguidos de beneficios y con importantes acuerdos en cartera. 

Demandas de patronales

No obstante, no todas las compañías se encuentran en la misma situación, por lo que distintas organizaciones empresariales de la comarca, como la Confederación de Empresarios de Ferrolterra, Eume y Ortegal (Cofer), la Asociación de Jóvenes Empresarios, la Asociación de Empresarios Ferrolterra, la Asociación de Empresarios de Hostalería de Ferrol e Comarca, ECHO Catabois, Ultramar Village, Centro Comercial Aberto Ferrol-A Magdalena y HOSCOMPRO de Canido han elaborado una plataforma de demandas que han elevado al Concello ferrolano. Piden una línea de ayudas directas, la supresión de recibos e impuestos mientras dure la pandemia, la agilización de los trámites burocráticos y una campaña en defensa del consumo de proximidad.