«Aquí xa só quedamos os veciños»

El estado de alarma por el coronavirus ha vaciado las calles de Bares, San Andrés de Teixido o Redes, donde el confinamiento se parece a un día cualquiera del invierno


cedeira / la voz

Un día cualquiera del final del invierno, la playa del Porto de Bares es un desierto, como las calles de San Andrés de Teixido, el puerto de Redes o el muelle de O Barqueiro. La pandemia del coronavirus ha cerrado los bares y ha vaciado los pequeños pueblos costeros, que los fines de semana y los días de festivos, si acompaña el sol, bullen con el turismo local. Aquí, el confinamiento se parece a un día cualquiera del invierno, que este año se vislumbra eterno. «Os primeiros días aínda vías xente de fóra preguntando ‘si no había nada abierto para un café’. Pois non, temos todos botado o picaporte, desde que mandaron pechar aquí non entra un céntimo», comenta Jorge Bellón, que regenta la Tenda Fina, a pocos metros del santuario de San Andrés. Extraña el silencio.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Aquí xa só quedamos os veciños»