La oposición censura la renuncia a aprobar los presupuestos

Los dos únicos plenos celebrados hasta ahora evidenciaron las diferencias entre el gobierno y el resto de las formaciones


FERROL / LA VOZ

El primer desafío al recién estrenado gobierno socialista lo protagonizó el grupo municipal del BNG, con un plantón en el pleno que inauguraba las sesiones de carácter ordinario en el Concello de Ferrol, que se celebró el día 24 de julio. Los dos ediles nacionalistas cumplieron su amenaza de abandonar la sala si el alcalde, Ángel Mato, no permitía la intervención de un miembro de la Plataforma pola remunicipalización, que pretendía mostrar su oposición al cobro de la tasa de saneamiento con carácter retroactivo que había firmado Jorge Suárez. Y así lo hicieron, abandonando sus escaños y sentándose entre el público, porque el regidor no cedió, bajo el argumentó de que se trataba de un pleno de trámite para cumplir los plazos previstos y de que a continuación estaba convocado un acto para celebrar el Día de Galicia.

El BNG y FeC reclaman que el servicio de basura se preste de forma directa

El siguiente envite que tuvo que sortear el equipo de Ángel Mato le llegó un mes después, en el pleno de agosto, en el que los grupos de la oposición le recriminaron que hubiese renunciado a elaborar los presupuestos del ejercicio en curso. El gobierno se defendió asegurando que, pese a la prórroga de las cuentas, sacaría adelante la oferta de empleo público del 2018 y del 2019.

El debate vino a cuento de la aprobación de un plan económico-financiero para 2019-2020, obligatorio tras el incumplimiento de la regla de gasto. Y las críticas partieron del BNG y del PP, mientras que FeC votó a favor por «imperativo legal».

Más diferencias

Pero este segundo y último pleno, por ahora, sirvió para evidenciar las diferencias existentes entre gobierno y oposición en otras cuestiones.

Es el caso de la empresa de recogida de residuos urbanos y limpieza viaria, que está sin contrato desde el 2015. El portavoz popular, José Manuel Rey Varela, planteó la necesidad de buscar una solución al servicio e incidió en que las labores no se están realizando con la calidad que pagan los ferrolanos. Por su parte, el BNG y FeC le reclamaron al alcalde que asuma la prestación directa del servicio, pero las previsiones de los actuales gestores municipales pasan por una nueva licitación del contrato. Mato ya había manifestado en la campaña electoral que la remunicipalización no entraba dentro de sus planes, porque no es algo que es algo que se pueda abordar en cuatro años, ya que requeriría un «acuerdo previo, un estudio económico y un consenso amplio para que se pudiera hacer de forma inmediata».

En lo que parece haber encontrado Ángel Mato un cierto respaldo de la oposición, aunque no completo, es el planteamiento de limitar los tiempos en los plenos, que durante el pasado mandato llegaron a eternizarse, teniendo que suspenderse a media noche y continuar en otra jornada.

Rey Varela urge una solución al tema de la limpieza, que no se está realizando «con calidad»

El Partido Popular y FeC se muestran partidarios de regular los tiempos de intervención, pero el BNG se muestra crítico ante lo que califica de «globo sonda», que, según Iván Rivas, «esconde a intención do goberno municipal de limitar o debate político nesta cidade e o tamén o número de mocións».

Y el próximo pleno será el día 26 y promete ser «movido», porque los miembros de la Plataforma pola Remunicipalización ya anunciaron su intención de acudir, ya que está previsto que se sometan a aprobación las cuentas de Emafesa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La oposición censura la renuncia a aprobar los presupuestos