Calma para los momentos duros


Ferrol

Con 24 años me diagnosticaron un Linfoma de Hodkin, un tipo de cáncer hematológico. Me dieron seis ciclos de quimioterapia que no fueron suficientes para terminar con la enfermedad, ya que un año después tuve una recaída. Tuvieron que recurrir a dos trasplantes (uno auto y otro de un donante no emparentado) para que la enfermedad remitiera.

Unos meses antes de someterme al trasplante apareció el yoga en mi vida: una práctica que me ayudó a nivel físico y a nivel emocional. El yoga me aportó calma para los momentos duros, me ayudó a llevar mejor los momentos de dolor, me alivió el miedo y la ansiedad y me aportó mayor confianza en mi cuerpo. Desde Asotrame queremos trasladar esta práctica a otros pacientes para que se puedan beneficiar de los múltiples beneficios y el bienestar físico y emocional que esta práctica conlleva.

Por Cristina Piñeiro Presidenta de Asotrame

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Calma para los momentos duros