Tena: «Nos dieron una lección»

Antón Bruquetas Serantes
Antón Bruquetas VALLADOLID / LA VOZ

FERROL

LOF

El entrenador del Racing cree que cualquier otro resultado habría sido «injusto»

19 mar 2017 . Actualizado a las 22:33 h.

Es un hombre visceral, con temperamento y al que le es imposible disimular cuando está contrariado. Ayer Miguel Ángel Tena no se escudó en nada para tratar de amortiguar la derrota de su equipo frente al Valladolid B. «Se lo he dicho a mis jugadores en el vestuario: ‘Estos chichos nos dieron una lección’. Nosotros no entramos al partido como deberíamos haberlo hecho. No hay una sola excusa. Empezamos con el error grave de concentración de nuestro portero y eso nos pesó mucho», comentó el entrenador del Racing, quien también apuntó: «Vimos algo de luz con la expulsión, porque suponía jugar tiempo contra un rival en inferioridad y eso te da mucha ventaja. Pero hemos estado muy espesos a nivel de juego y por momentos con falta de intensidad. Sobre todo en las transiciones, donde el Valladolid B lograba hacernos muchísimo peligro con un futbolista menos y eso significa que no hemos estado en ningún momento dentro del partido».

En cuanto a las oportunidades de las que dispuso en la segunda mitad para igualar, Tena considera que habría dado lugar a un marcador que no reflejaría los méritos de los dos equipos: «A balón parado tuvimos un par de ocasiones claras para empatar, pero fueron fruto de esa superioridad de la que disfrutamos y no gracias al juego que estábamos generando. Habría sido injusto, porque el Promesas [Valladolid B] es el que se ha merecido la victoria».

«No hemos sabido circular bien el balón y tampoco hemos estado acertados en la zona de finalización como habíamos estado en el último partido. Y es para sacar conclusiones, porque es un partido que se nos había puesto muy de cara», recalca el preparador de Almazora. «Ellos nos dieron una lección. De trabajo, de intensidad, de todo... Cuando un equipo se queda con diez jugadores siempre se suele ir muy atrás y dejando demasiado espacio al rival, pero el Valladolid B ha hecho justamente todo lo contrario, han mantenido las líneas muy juntas y cuando les ha tocado atacar, lo hicieron perfecto. Por eso le dije a mis jugadores que teníamos que aprender de esta gente joven, que, incluso con uno menos, fueron mejores a nosotros durante todo el partido», indica Tena.