Paso atrás del Racing

El equipo de Tena pierde ante el Valladolid B pese a contar con un hombre más durante ochenta minutos


VALLADOLID

Si un mantra tiene Tena, ese es la intensidad, justo lo que le sobra al Valladolid B. Los chicos del gallego Rubén Albés lo demostraron desde el primer minuto. Eso fue lo que tardaron en hacer tiritar a Mackay con un disparo de Higinio que se marchó inocente por encima del larguero. El Racing empezó a manosear el balón, pero no conseguía que corriese, que ganase velocidad y derribase líneas. La pelota se quedaba enredada en el césped artificial de última generación. El laboratorio, de momento, no ha conseguido calcar a la hierba natural. A la salida de un córner, Mackay no consiguió atrapar un rechace que caía del cielo. Se le escurrió por los guantes y el esférico le quedó en los pies de Higinio que solo tuvo que empujarla a la red.

El exceso de ímpetu le jugó una mala pasada al mediocentro Anuar, que persiguiendo un rechace elevó la planta a la altura de la cabeza de Churre. El árbitro no lo dudó: roja directa. Volvía a remar el Racing a favor de corriente. Sin embargo, se consumían los minutos y el filial vallisoletano seguía sin sufrir. Todo lo que hacía el Racing era previsible. Se desplegaba con parsimonia, sin ánimo, sin empuje. Tena se desesperaba en la banda. Churre, providencial en el cruce durante esos minutos, pedía a sus compañeros que presionasen, que dejasen hasta la última gota de sudor en dificultar la salida a los locales.

Decidió Tena modificar el plan. Ajustar el dibujo para jugar más directo. Dio entrada a Mendi y Brais en el lugar de Bicho y de Cruz. Ganó metros el Racing con el cambio de discurso, pero seguía sin vérsele cómodo. Un grupo acostumbrado a tocar, a buscar la portería contraria a través de la elaboración veía que a todo lo que hacía le faltaban demasiados kilómetros por hora. En una falta pudo ampliar distancias el filial. Apareció Mackay con una mano mayúscula. De esas reparadoras, de las que sirven para curar el mal sabor de boca.

Se desvistió el Racing en la segunda mitad. No le quedaba otra que apretar, que el cansancio fuese consumiendo a su rival. Y tuvo varias oportunidades de igualar el marcador. La primera en una gran acción de Brais. Desde el costado derecho sobrepasó al lateral con un autopase, se internó en el área y su centrochut obligó a Tanis a realizar una buena intervención. Pocos minutos más tarde, en un saque de esquina, Catalá cabeceó completamente solo a un palmo del punto de penalti. El balón acarició el palo izquierdo.

Quemó su repertorio Tena con la incorporación de Bandera. Quería algo más de presencia por dentro. Pero tampoco dio con la tecla. El partido vivía en el barullo que le convenía al Valladolid B. Aún así Mendi pudo firmar el primero para el Racing. Fue de nuevo en un córner. Su rematé de cabeza, impecable. La repuesta de Tani, abajo, al lado del poste derecho, descomunal. Arrancó el aplauso de toda la grada del anexo al José Zorrilla. Ni siquiera hubo un último arreón en una mañana en la que a los de A Malata no les salió nada.

Ficha técnica:

Valladolid B, 1:Tanis; Arroyo, Mario, Calero, Royo; Samanes (Mari, min 51), Rai, Anuar, Dani Vega; Iván Martín (Sinisterra, min 79) e Higinio (Zambrano, min 63).

Racing, 0: Mackay; Cruz (Brais, min 30), Víctor Vázquez, Catalá, Maceira; Gonzalo, Pablo Rey; Armental, Laro Setién (Bandera, min 67), Bicho (Mendi, min 30); y Joselu.

Goles: 1-0, min 8: Higinio.

Árbitro: Sánchez Laso (Comité Extremeño) amonestó a Bicho, Rai y expulsó a Anuar.

Incidencias: Partido de la trigésimo jornada del Grupo I de la Segunda División B disputado en el anexo al estadio José Zorrilla ante cerca de 300 espectadores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Paso atrás del Racing