Julio Camba tiene la solución

José Picado DE GUARISNAIS

FERROL

10 ago 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Siempre es buen momento para volver a los clásicos. Este verano caluroso, festivalero y turístico, especialmente. Yo me refugio en Camba. Julio Camba es uno de los mejores articulistas en lengua castellana. Él era consciente de su éxito y bromeaba así: «Yo soy un escritor de artículos cortos, cosa terrible, porque los artículos cortos se leen».

Camba no estudió en la Universidad ni tenía ningún título, pero trabajó para muchos periódicos. Camba no sabía idiomas, y fue uno de los mejores corresponsales en el extranjero, escribiendo crónicas memorables desde Nueva York, París, Londres, Ginebra o Berlín. Camba no tenía conocimientos de organización de empresas, estrategia, producción o economía, y por eso descubrió la clave de cómo se hacían los periódicos, clave que voy a compartir con ustedes y con los representantes municipales ferrolanos para que puedan aplicarla a la solución de todos los males eternos de la ciudad.

Julio Camba escribió un artículo titulado Los periódicos se hacen solos (El Sol, 5-12-1919) en el que declaraba que había trabajado en un periódico que se hacía solo, de la siguiente manera: «Ordinariamente, los redactores nos reuníamos en torno de una mesa muy grande, pedíamos café y comenzábamos a charlar y a fumar pitillos. Abajo estaban los talleres. ¿Por qué procedimiento se transformaba nuestra conversación en artículos y noticias? Yo lo ignoro; pero ello es que, poco a poco, el periódico iba haciéndose? Hacia las cinco y cuarto o cinco y media de la mañana comenzaba a funcionar la rotativa y entonces nosotros nos callábamos. Nuestra labor había concluido. Las cafeteras estaban agotadas y el periódico salía?».