«En el coche te entiendes sin hablar»

«Un copiloto puede perder un rali, pero gana el piloto, así lo ve la gente»


FERROL / LA VOZ

Exitosa copiloto de Germán Castrillón -y de José Manuel López Castrillón y Pedro Ramos- y comisaria deportiva de la Federación Española de Automovilismo, Estrella Castrillón llega al final de tramo, al dejar la directiva de la Escudería Ferrol.

-Estuvo 20 años como copiloto de Germán. ¿Qué imagen guarda de la primera carrera?

- ¡Cómo no me voy a acordar! Debuté en el Rali de Tineo, en el Campeonato de Asturias. Fue un poco precipitado porque me lo propusieron cinco días antes. En el segundo tramo canté todas las notas juntas en la salida y le dije a Germán ?ahora vete por donde puedas, que estoy perdida?. Fueron 178 ralis con él, seis títulos gallegos, muchísimas victorias...

-¿Tenía mucha experiencia?

-Me gustaba subir a los coches de carreras y dar una vuelta. Germán llevaba a Fernando Padín, pero era ATS y a veces tenía guardias los fines de semana. Como él no podía ir a Tineo, acepté. Y no lo debí de hacer tan mal porque ahí quedé.

-No se lo pensó mucho.

-Me generó respeto porque ser copiloto es una responsabilidad grande. Un copiloto puede perder un rali, pero gana el piloto, así lo ve la gente.

-¿Pasó miedo algún día?

-Tras el accidente que tuve en el Rali Rías Baixas con un Ford Sierra Cosworth. El coche volcó y estuve 20 días ingresada en la unidad de quemados. Me volví a subir a un coche en el Rali de Ferrol y llevaba una cierta tensión al sentir el olor a frenos y el humo.

-Luego llegó la despedida.

-En el 2004 o 2005 dejamos las carreras por falta de presupuesto y tiempo. Corríamos el Campeonato de España y se necesita una semana por carrera. Nos resultaba imposible.

-Fue cuando entraron en la Escudería Ferrol.

-Vives el deporte, Domingo Díaz Basoa estaba algo cansado y entramos en la directiva. Yo empecé a colaborar en todo, en buscar publicidad... Durante tres años fui responsable de seguridad, viendo la prueba desde el otro lado. Al final, la seguridad es lo más importante.

-¿Qué primer momento le viene a la cabeza de toda su carrera?

-Tengo muchas anécdotas porque cuando empecé la gente se extrañaba de ver a una mujer en un coche de carreras. Al margen de los títulos, me hizo ilusión una victoria en Lugo, de noche, contra Carlos Piñeiro. Éramos unos críos y parecía imposible superarlo.

-¿Por qué dimitió la directiva de la Escudería Ferrol?

-Por diferencias con algunos miembros. En los últimos años se acentuó un distanciamiento sobre la dirección a seguir por la escudería. Quería que el Rali de Ferrol siga creciendo, pero prefiero que la situación no siga empeorando. Como responsable de seguridad estoy muy agradecida al grupo de comunicaciones de Dani, Roibal, Suárez y sus equipos, las policías municipal y nacional, Protección Civil y el Destacamento de Tráfico.

-¿Qué opina Germán?

-Él ya no es directivo. Habría que preguntarle a él.

-¿Cuál fue la clave para formar un tándem tan bueno?

-Germán es muy estricto y me volqué desde el principio. Tuvimos una buena compenetración. En el coche te entiendes hasta sin necesidad de hablar. Así me pasaba con él, al escucharlo por el interfono ya sabía como iba, por la respiración. Y si le veía atacado le insistía: ?Tranquilo, que vamos bien?. Tuvimos nuestras diferencias dentro del coche, porque fueron muchos años y es lo normal.

Su ficha

Irixoa

Comenzó en el motor en el Siroco Team de Narón a principios de los años 80.

Comisaria deportiva de la RFEA, acaba de desvincularse de la directiva de la Escudería Ferrol.

Con Germán Castrillón fue seis veces campeona gallega de ralis, ganó un Campeonato de España del grupo N, una Copa de España y dos Copas Renault GT Turbo.

Costalera en la Cofradía de Dolores, es propietaria de Motor Racing desde 1990 y de una Administración de Loterías en Narón, en ambos casos como socia de Germán Castrillón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

«En el coche te entiendes sin hablar»