¿Me prestas el teléfono, papá?

Antía Díaz-Leal REDACCIÓN / LA VOZ

EXTRAVOZ RED

Es una de las preguntas más repetidas por los pequeños de la casa. ¿Pero qué ven en móviles y tabletas? Cada vez hay más aplicaciones pensadas para niños que permiten a los padres saber a qué contenidos acceden e incluso limitar el tiempo de uso, y a ellos les dejan acceder a sus dibujos y series favoritas estén donde estén.

25 jun 2017 . Actualizado a las 14:24 h.

La escena se repite en cada reunión familiar, en los restaurantes, en casa. Papá, mamá... ¿me dejas el teléfono? Dibujos, series, vídeo blogs, juegos, vídeos musicales y hasta chistes. Todo vale para disfrutar del dispositivo, desde edades cada vez más tempranas y con aplicaciones que se multiplican.

La psicóloga Ana Pravia advierte del riesgo de «sobreestimular el cerebro de los niños, que no es bueno». Esta experta recuerda que, como en todo, «en la medida está el buen uso. ¿Que hay un momento puntual, que el niño se aburre y ve unos dibujos o juega un poco? Bien». Pero ojo, depende de las edades: Pravia alerta sobre el uso de estos dispositivos por parte de bebés pequeños, «que no es lo más adecuado».

Un uso responsable

Desde su experiencia como madre, la formadora y experta en creatividad Elba Pedrosa recuerda «la adicción que genera el uso» y además «que el juego, en el formato que sea, siempre gusta». Por ello recomienda marcar límites de tiempo y de espacios de uso: «La mesa, las reuniones familiares, son lugares para compartir. No podemos consentir que los niños se reúnan y permanezcan con las cabezas encima de los móviles». Es lo que Javier Pedreira, Wicho, coautor del libro Los nativos digitales no existen, llama «el apaga niños». Para el fundador de Microsiervos, en esto también cuenta «lo que hacemos los padres: nosotros no usamos los móviles cuando comemos juntos, por ejemplo».