La OMS pide menos medicación en los partos

La nueva guía directriz de esta entidad ha pedido que se elimine la referencia de un centímetro de dilatación por hora y que se tenga en cuenta que cada nacimiento es único. La organización ha dado la voz de alarma después de apreciar el aumento general de la tasa de cesáreas, que antes se utilizaban solo para partos complicados.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de lanzar una recomendación para que se medique menos durante el proceso de parto, ya que considera que la medicación actual es muy elevada debido a un nivel de referencia inadecuado por el ritmo de trabajo de las mujeres durante el parto.

 Desde los años 1950 una mujer cuyo ritmo de dilatación del cuello del útero es más lento que un centímetro por hora, es considerado como «anormal», según indicó Olufemi Oladapo, médico del departamento de salud reproductiva de la OMS.

Cuando los médicos y el personal se enfrentan a un trabajo más lento que esta referencia, «la tendencia es actuar», con una cesárea o utilizando medicamentos como la oxitocina, que acelera el trabajo de parto a través de una medicación mayor durante el proceso, explicó.

Pero en la nueva guía directriz, la OMS pidió la eliminación de la referencia de un centímetro por hora. «Investigaciones recientes mostraron que esta línea no se aplica a todas las mujeres y que cada nacimiento es único», declaró Oladapo, agregando que «la recomendación que hacemos ahora es que esta referencia no debería ser utilizada para identificar a las mujeres con riesgos».

Aunque la tasa de cesáreas varíe según la región del mundo, la OMS observa un aumento general de esta práctica, lo que considera inquietante. La OMS se alarma además porque las intervenciones utilizadas antes para evitar nacimientos complicados se convirtieron en prácticas corrientes.

«El embarazo no es una enfermedad y el nacimiento es un fenómeno normal del que se puede esperar que la mujer pueda completarlo sin intervención», afirmó Oladapo. «Pero lo que vimos en las últimas dos décadas son cada vez más intervenciones médicas hechas inútilmente», agregó. La nueva guía de la OMS estipula que para una mujer que va a dar a luz por primera vez, todo trabajo de parto que no dure más de 12 horas debe ser considerado como normal. Para los siguientes embarazos la cifra cae a menos de 10 horas.

Otra intervención generalizada es la episiotomía, la incisión quirúrgica en la vulva que se practica en ciertos partos para facilitar la salida del feto y evitar desgarros en el perineo.

«Es una práctica casi barbárica y se ha convertido casi en rutinaria a pesar que sus bondades son un completo mito», exclamó Oladapo, y explicó que debe usarse solo en casos extremos, dada las múltiples consecuencias perniciosas para la madre en el futuro.

EL DERECHO DAR A LUZ DE FORMA NATURAL

Las nuevas directrices de la OMS están destinadas «a los médicos y a recordarles los riesgos a corto y medio plazo de las cesáreas, pero también a las madres, para que sepan que el derecho a un parto lo más natural posible y bajo su control es un derecho humano del que tienen que disfrutar», según Oladapo. Según los expertos, un embarazo y parto sin factores de riesgo no tiene por qué medicalizarse, sino que debería ser suficiente con el apoyo de la matrona. Sin embargo, en Galicia el retraso en la edad de alumbrar el primer hijo complica el momento del parto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La OMS pide menos medicación en los partos