El infarto no es solo cosa de hombres

Solo el 39 por ciento de las mujeres, frente al 57 por ciento de los hombres, reconocen los síntomas del infarto agudo de miocardio (IAM). El resto los confunden con problemas digestivos, respiratorios o trastornos ansioso depresivos. Dado que la rapidez en la actuación es vital, reconocer los síntomas cuanto antes es imprescindible.

.

Los síntomas del infarto agudo de miocardio (IAM) y la percepción de estos se presentan de diferente modo dependiendo del sexo de la persona que lo sufra. Pero las mujeres tardamos más en reconocerlo. Así se desprende del estudio Hombres y mujeres ante un IAM, ¿actuamos diferente?, presentado en el Congreso de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) , que fue realizado entre junio de 2016 y marzo de 2017 en pacientes con IAM sometidos angioplastia coronaria primaria en un hospital de tercer nivel.

 El objetivo del trabajo, en el que participaron 172 pacientes (124 hombres y 48 mujeres), fue evaluar el perfil social y el nivel de conocimiento de la enfermedad de IAM según el sexo, relacionándolo también con la repercusión sobre la demora hospitalaria.

Tras analizar los resultados, se ha comprobado que las mujeres tardaron de media 237 minutos en llegar a Urgencias desde el inicio del dolor, frente a los 98 minutos que se demoraron los hombres. Una demora en la visita al hospital y, por ende, en el reconocimiento de los síntomas, que los investigadores han achacado a la mayor edad y al menor nivel de estudios en mujeres.

Se trata de un problema importante si se tiene en cuenta que, tal y como ha recordado el primer firmante del estudio, Víctor Fradejas Sastre, casi la mitad de los fallecimientos por IAM se producen en las tres o cuatro primeras horas desde que aparecen los síntomas iniciales y, en ocasiones, antes de llegar al hospital.

Actuar cuanto antes

«Es necesario actuar cuanto antes, ya que la recuperación depende de la rapidez con que se reciba atención. La alfabetización de la sociedad en salud se convierte en un punto clave. Hasta ahora siempre se ha puesto el foco en los factores de riesgo cardiovascular, pero está claro que no es suficiente, por lo que hay que redirigir también la comunicación y educación hacia la enseñanza de determinados puntos clave», ha reflexionado el investigador.Estos puntos clave incluyen la necesidad de tener en cuenta que existe una variedad de síntomas que pueden surgir tras un infarto, que hay que identificar con rapidez cualquier síntoma que no se haya notado antes y prestar atención a al IAM en las mujeres y en los jóvenes.

«Gran parte de la sociedad asigna la patología cardiovascular a hombres de edad avanzada, sin pensar que puede afectar también a mujeres e, incluso, a pacientes jóvenes, despistando esto la identificación de los síntomas en algunos casos», ha argumentado el experto. Finalmente, el doctor ha recordado que los principales síntomas son un dolor tipo peso en la zona del esternón, que no se modifica con los movimientos ni con la respiración y que, en ocasiones, irradia hacia mandíbula, cuello y espalda, brazo izquierdo y, a veces, hacia brazo derecho. «Otras veces se manifiesta con dolor en la parte alta del abdomen, dificultad para respirar, ganas de vomitar y pérdida de conocimiento», ha zanjado.

¿CÓMO IDENTIFICAR UN INFARTO?

Según explica la Fundación del Corazón, las mujeres presentan síntomas variados que hacen más difícil el diagnóstico de infarto. Los más comunes son la fatiga inusual, la dificultad respiratoria, el sudor frío o el dolor epigástrico. Los días previos pueden sufrir insomnio, ansiedad o debilidad. El dolor torácico típico en mujeres es menos específico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El infarto no es solo cosa de hombres