PSOE, Unidas Podemos y ERC pactan un cambio en la ley Celaá para que el castellano deje de ser la única lengua vehicular

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha justificado esta decisión, diciendo que «hay que dialogar para intentar consensuar un texto que reconozca la libertad y diversidad de nuestro país»

Agencias

Mientras los grupos parlamentarios de PSOE, Unidas Podemos y ERC debaten una enmienda a la reforma educativa, la Lomloe o ley Celaá, por la que el castellano no se fijará en la educación como lengua vehicular en toda España, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha justificado esta decisión, diciendo que «hay que dialogar para intentar consensuar un texto que reconozca la libertad y diversidad de nuestro país», para que así «cada uno se pueda expresar en las condiciones que le marca su territorio».

La enmienda al articulado de la Lomloe, que «aún no está cerrada» y «se está debatiendo aún», debe ser votada este jueves dentro del grupo de trabajo o Ponencia de la Comisión de Educación del Congreso, que este martes mantiene una reunión y que desde hace unos días examinan las más de 1.160 enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios.

María Jesús Montero: «Hay que dialogar para intentar consensuar un texto que reconozca la libertad y diversidad de nuestro país»

La enmienda sobre el castellano, adelantada por El País, cambiaría lo que se dice en el proyecto de la Lomloe: «Las Administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos y las alumnas a recibir enseñanzas en castellano, lengua oficial del Estado, y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios. El castellano y las lenguas cooficiales tienen la consideración de lenguas vehiculares, de acuerdo con la normativa aplicable».

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha puesto un tuit -«más allá del ruido hay política»- en relación al debate sobre esta enmienda. Fuentes de esa formación han comentado a Efe que «el objetivo» de su enmienda «es blindar el catalán como lengua vehicular».

Por su lado, el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha dicho este martes que no conoce la citada enmienda pero que «habrá que estudiarla», y ha matizado que su grupo, «a diferencia de los partidos de la derecha», no están en contra de la inmersión, ya que creen que «beneficia a las filas trabajadoras», ha argumentado.

En la actual ley educativa, la Lomce o ley Wert, se establece que «el castellano es lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado y las lenguas cooficiales lo son también en las respectivas Comunidades Autónomas, de acuerdo con sus Estatutos y normativa aplicable», y obliga a que la Administración educativa garantice «una oferta docente sostenida con fondos públicos en la que el castellano sea utilizado como lengua vehicular en una proporción razonable». Corresponde, según la Lomce, a la Alta Inspección del Estado «velar por el cumplimiento de las normas sobre utilización de lengua vehicular en las enseñanzas básicas».

Y aunque luego fue anulada por el Tribunal Constitucional, la conocida también como ley Wert establecía una disposición adicional 38 por la que las comunidades pagarían el centro concertado o privado a aquellas familias que no pudieran escolarizar sus hijos en un colegio público con el castellano como lengua vehicular.

Qué significa

El término de lengua vehicular en educación indica que se trata del idioma principal en el que se aprende en la escuela. Pero en España ese concepto no es real en la práctica, porque hay seis territorios con lengua propia y en ellos sus idiomas tienen la misma categoría que el castellano. Además, cada comunidad autónoma decide el modelo lingüístico que desea para su territorio. Este ni siquiera es exactamente igual en todo momento ni para todos los alumnos.

En Cataluña se ha apostado por una inmersión lingüística en catalán y en general solo se ofrece el castellano en la asignatura de Lengua Castellana y Literatura. Pero diversas sentencias (del Supremo y del Tribunal Superior de Cataluña) obligan a la Administración autonómica a garantizar el uso del castellano en dos materias troncales o similares (Lengua y otra no lingüística), para que sea al menos el 25% del horario lectivo en ese idioma, si las familias así lo reclaman.

En el País Vasco hay tres modelos lingüísticos: el A, todo castellano menos la asignatura de euskera; el B, mitad y mitad en el reparto horario; y el D, todo en vasco excepto Lengua Castellana. La elección es voluntaria, y sobre el 70% del alumnado elige la opción D, incluso cuando no hablan euskera en su casa.

En Galicia, por su parte, se dividen las materias al 50%, aunque con salvedades. Por ejemplo, en la etapa infantil se opta por solo un idioma, el más común para los niños según cada aula, y en los centros plurilingües el reparto es de un tercio para el castellano, otro para el gallego y otro para el inglés.

La ley en vigor, la Lomce o ley Wert, establece que «el castellano es lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado y las lenguas cooficiales lo son también en las respectivas comunidades autónomas, de acuerdo con sus Estatutos y normativa aplicable».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

PSOE, Unidas Podemos y ERC pactan un cambio en la ley Celaá para que el castellano deje de ser la única lengua vehicular