Iglesias defiende las cesiones a ERC y Bildu para que apoyen los presupuestos

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, con el portavoz adjunto de Cs Edmundo Bal y el secretario general del grupo, José María Espejo-Saavedra
La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, con el portavoz adjunto de Cs Edmundo Bal y el secretario general del grupo, José María Espejo-Saavedra

Otegi reivindica el acercamiento de los presos etarras a las cárceles vascas

18 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La cotización de las acciones de EH Bildu y de ERC en el Congreso se ha disparado en las últimas horas, provocando un desplome de los bonos naranjas de Ciudadanos. El Gobierno sigue empeñado en mantener transitables las dos sendas de las que dispone para aprobar unos nuevos presupuestos, pero, a medida que avanza la cuenta atrás para la tramitación de las cuentas públicas, todas las señales invitan a pensar en una reedición de la mayoría de la investidura, es decir, que Pedro Sánchez logre el respaldo de los independentistas.

Al presidente del Gobierno le gustaría que los dos caminos acabasen confluyendo en la crucial votación que tendrá lugar en unos meses; o al menos ese es su mensaje oficial, pero la realidad es que ERC o EH Bildu mezclan con Cs como el agua y el aceite.

Así lo viene reivindicando desde hace tiempo ya su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, quien insiste en dejar fuera de la ecuación a Cs. Apenas unas horas después de que concluyese su encuentro con los portavoces de EH Bildu en el Congreso, el secretario general de Podemos se apresuró a fijar la posición de su partido en una entrevista en el programa de radio Carne Cruda: «Probablemente sea inviable» llegar a acuerdos con «quien sostiene un bloque con la ultraderecha», dijo, en clara referencia a Cs.