El PSOE se desploma en Andalucía y la izquierda pierde la mayoría

Con el 90% de los votos escrutados, la suma de PSOE y Adelante Andalucía no suma como para que Susana Díaz siga en el Gobierno. Vox entra con fuerza y consigue 12 diputados


Batacazo electoral del PSOE en Andalucía. Con el 90% de los votos escrutados los socialistas de Susana Díaz se queda con 33 escaños (el peor resultado su historia), muy lejos de los 47 diputados que los habían aupado a la presidencia de la Junta. En resumen, los socialistas se asoman al abismo de perder la Junta de Andalucía tras 36 años de Gobierno, después de dejarse en el camino 435.000 votos y 14 escaños.

El PP ha logrado 26 diputados, siete menos de los que tenía ahora mismo en la cámara andaluza. El partido liderado en la comunidad por Moreno Bonilla pierde 345.000 votos y 7 escaños pero la caída es hoy más dulce que nunca mientras permanecen expectantes ante posibles pactos. Ciudadanos finalmente no ha conseguido el sorpasso pero, a pesar de no adelantar a los populares, crece de forma espectacular desde los 8 diputados del 2015 hasta 21, convirtiéndose en la tercera fuerza política de la cámara. Es la traducción de esos 260.000 votos que ha sumado con respecto a las últimas elecciones. 

Adelante Andalucía, la coalición de Podemos e Izquierda Unida cae aunque mucho menos que el PSOE: de los 20 escaños que sumaban ambas fuerzas en 2015, se quedan ahora en 17 diputados. Entre ambas formaciones han perdido más de 300.000 votos

Pero sin duda, una de las mayores sorpresas de la noche es la irrupción con fuerza de Vox, que logra entrar en el Parlamento andaluz con 12 diputados. La andaluza se convierte así en la primera cámara autonómica con representación de la ultraderecha. Los datos de Vox son especialmente sorprendentes en Almería, donde la formación liderada por Santiago Abascal se convierte en la tercera fuerza más votada, por delante de Ciudadanos o de Adelante Andalucía. 

¿Pacto en la derecha?

Esta tarde, antes de conocerse los resultados el PP desde Génova ya valoraba positivamente la llegada del partido de ultraderecha. Fuentes de la dirección nacional del PP señalaban que el «objetivo es cambiar el Gobierno» de la Junta de Andalucía. «Vox nace seguro hoy. Es un escenario muy fresquito», resumía esta tarde un miembro de la dirección del PP, que subrayaba que la primera decisión del partido de Santiago Abascal sería decidir si apoya o no el cambio al frente de la Junta si daban los números.

Con los resultados en la mano se desataba la euforia en Génova, confiados en que los resultados les permitan gobernar con un pacto con Ciudadanos y con Vox.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El PSOE se desploma en Andalucía y la izquierda pierde la mayoría