De la reunión con Fraga en Perbes a los seis aspirantes actuales

R. G. MADRID / COLPISA

ESPAÑA

El presidente nacional de Alianza Popular, Manuel Fraga Iribarne, acompañado de Antonio Hernández Mancha, presidente regional de Andalucía
El presidente nacional de Alianza Popular, Manuel Fraga Iribarne, acompañado de Antonio Hernández Mancha, presidente regional de Andalucía P. CABO

Ante el inminente cambio de líder en el PP, repasamos los procesos más relevantes desde 1987

02 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Un caluroso 26 de agosto de 1989, cuatro emisarios de José María Aznar se acercaron hasta la casa de Manuel Fraga en la localidad coruñesa de Perbes con la misión de convencer al veterano patrón de la derecha de que el entonces presidente de Castilla y León era más adecuado para liderar el PP que Isabel Tocino, la apuesta de Fraga para reflotar el partido. Federico Trillo, Juan José Lucas, Rodrigo Rato y Francisco Álvarez Cascos lograron con mucho esfuerzo convencer al anfitrión de que el hombre era Aznar. Así se acabaron las componendas de familia y se instauraba el dedazo para la designación del presidente del partido. Ahora, 29 años después, seis candidatos aspiran a liderar el PP, elecciones primarias mediante un método que ha sido un anatema para los conservadores durante estas tres décadas, aunque al final no han podido ser ajenos a la fuerza de los tiempos e instaurar la democracia interna.   

1987

La victoria de Hernández Mancha. En el VIII Congreso Nacional, cuando Antonio Hernández Mancha batalló y venció a Herrero de Miñón. El dirigente andaluz obtuvo el 71 % de los votos de los compromisarios y relevó a un Fraga que optó por no presentarse lastrado por un ramillete de derrotas en las urnas.