Cifuentes desmiente que aprobara un máster con calificaciones falsificadas

La universidad dice que un fallo hizo que dos notables figuraran como no presentados


Redacción

La presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, negó ayer las acusaciones de haber aprobado un máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) con notas falsificadas. La dirigente del PP emitió a última hora de la tarde un comunicado con el que trató de rebatir una información publicada por eldiario.es, que afirmaba que obtuvo el título para el que se matriculó en el 2012 a pesar de no haberse presentado en dos materias. Esos dos no presentados fueron convertidos en notables en el año 2014 por una funcionaria de la universidad, tras lo que Cifuentes recogió su máster.

El rector de la URJC, Javier Ramos, atribuyó ayer a una «mala transcripción» el hecho de que las dos calificaciones de notable en la asignatura de Financiación de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales y en el trabajo de fin de máster no fueran consignados en su día. Y dos profesores del centro corroboraron también esa versión, aunque aún hay puntos sin aclarar.

En la asignatura, el profesor de Cifuentes fue el catedrático Pablo Chico de la Cámara, que ayer dijo que ni siquiera la conocía cuando la examinó porque «quizás entonces no era tan famosa». Chico de la Cámara fue designado en septiembre del 2017 como presidente del Tribunal Económico-Administrativo Municipal de Pozuelo de Alarcón, (Madrid) para lo que contó con los 14 votos del PP, que gobierna la localidad.

Respecto al trabajo de fin de máster, el rector de la URJC aseguró haber contactado con los miembros del tribunal y que estos le confirmaron que «la defensa se realizó en julio del 2012 y obtuvo una calificación de 7,5 puntos». «Conforme a esta información, no existe irregularidad alguna en el máster de doña Cristina Cifuentes», señaló el rector. Según la versión de Ramos, fue en el año 2014, cuando Cifuentes fue a recoger su título, cuando se detectó el error y se modificaron las calificaciones.

La oposición pide explicaciones

La versión ofrecida por el diario que publicó la noticia es distinta. El cambio de las notas lo realizó en el año 2014 la funcionaria Amalia Calonge tras entrar en la red de la universidad. Algo que ha quedado acreditado informáticamente. Pocos días después de esa modificación de las notas, Cifuentes acudió a la URJC a recoger su título y, tras abonar la tasa correspondiente, se fotografió sonriente con la funcionaria Calonge. Esa imagen, según el diario, figuraba en el perfil de Whatsapp de Calonge hasta el martes, cuando fue borrada.

Cifuentes aseguró que las explicaciones que ha dado la URJC avalan el «respecto a la legalidad y transparencia de todo el procedimiento». «Seis profesores universitarios han empeñado su palabra, su prestigio y su carrera profesional de funcionarios públicos para afirmar sin la más mínima duda, que todo el procedimiento académico en relación con el máster se llevó a cabo de acuerdo con la más absoluta legalidad». «Las irregularidades a las que ha hecho referencia un medio de comunicación, carecen del más mínimo fundamento», añadía en el escrito. Cifuentes aportó además su boletín de notas, en el que consta que aprobó todas las asignaturas en el año 2012, un correo electrónico con fecha del 23 de octubre del 2014 en el que el profesor Pablo Chico solicita a la funcionaria de la URJC Amalia Calonge que corrija el error de transcripción en la nota de Cifuentes, y el acta del trabajo fin de máster con la calificación de notable, con fecha del 2 de julio de 2012.

Antes de conocer este comunicado, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, partido que sustenta al Gobierno del PP en Madrid, advirtió de que «si se demuestra que Cifuentes ha falsificado un documento público tendrá que asumir responsabilidades y dimitir». Y el previsible candidato de Podemos en las elecciones autonómicas de Madrid, Íñigo Errejón, dijo que «de confirmarse, es extraordinariamente grave» y añadió que «en Alemania por mucho menos de eso dimitió un ministro». El PSOE de la Asamblea de Madrid pidió que hoy mismo se celebre un pleno extraordinario para que la presidenta madrileña se explique. En una jornada llena de tensión, ni el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ni ningún dirigente nacional del PP, salió públicamente a respaldar a Cifuentes.

Puntos sin aclarar en un caso que puede ser un delito penado con prisión

Si se confirmara que el cambio en el expediente académico de Cristina Cifuentes se hizo de manera ilegal, constituiría una presunta falsificación en documento público, penada con entre tres y seis años de cárcel para el funcionario que cometa la falsedad. En la versión ofrecida ayer por los responsables de la universidad existen todavía numerosos puntos por aclarar.

¿Cuándo se examinó?

Versiones contradictorias. La versión de la URJC de que las asignaturas se aprobaron en el 2012 contradice la ofrecida en un primer momento por el entorno de Cristina Cifuentes, que aseguró que dejó conscientemente dos asignaturas sin presentarse y las aprobó dos años después, en el 2014, tras lo que recogió el título.

  

Sin certificado

Defensa del trabajo. La URJC no ha explicado aún como fue posible que Cifuentes defendiera su trabajo de fin de máster teniendo en ese momento una asignatura con la calificación de no presentada, cuando es imprescindible presentar un certificado de tener todas las materias aprobadas.

Trabajo desconocido

Sin publicar. Ni la propia Cristina Cifuentes ni la universidad han hecho público por ahora el trabajo de fin de Máster en el que la presidenta de la comunidad madrileña obtuvo el notable que en este momento figura en su expediente. La normativa del propio centro docente deja a criterio del alumno la decisión de permitir la publicación del trabajo. Si Cristina Cifuentes optó o no por autorizarlo es algo que debió quedar registrado en su día.

 

Cifuentes dice que era ajena a las cuentas de las campañas electorales

melchor saiz-pardo

Afirma que «jamás» se ocupó de la financiación del PP y apunta a la dirección nacional por no vigilar a Granados y González

Cristina Cifuentes no está dispuesta a admitir la menor responsabilidad económica sobre las campañas electorales del PP madrileño supuestamente financiadas con dinero negro procedente de empresarios afines, las autonómicas del 2007 y el 2011 y las generales del 2008. Ante la comisión parlamentaria que investiga la supuesta financiación irregular del PP, la presidenta de la Comunidad de Madrid lo negó todo. Cifuentes, con casi 40 años en la militancia y en cargos de responsabilidad en los populares madrileños, se esmeró en presentarse como una absoluta ignorante de los entresijos económicos hasta que fue nombrada en marzo del 2017 presidenta del PP madrileño.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
48 votos
Comentarios

Cifuentes desmiente que aprobara un máster con calificaciones falsificadas