El expresidente catalán se ofrece ahora para ser candidato

Puigdemont aseguró a una televisión belga que puede hacer campaña electoral «incluso desde el extranjero»


La Voz en BARCELONA

Carles Puigdemont quiere ser candidato en las elecciones del 21D. Lo dijo ayer durante una entrevista en la televisión pública belga RTBF solo unas pocas horas después de que la portavoz de su partido, Marta Pascal, casi descartase esa posibilidad desde Barcelona. En una rueda de prensa se le preguntó por esta posibilidad, y Pascal contestó: «[el expresidente] Siempre ha dicho que cuando acabara el trabajo [refiriéndose al procés] no volvería a presentarse. En estos cinco días no hemos podido hablar con él de esto, pero si está dispuesto a participar en la lista, lo tendremos en ella».

Sin hacer referencia a su último cambio de opinión, Puigdemont consideró aceptable hacer campaña desde Bruselas, explicando que en el mundo actual se puede llegar al electorado «incluso desde el extranjero». Con respecto a su huida a Bélgica, aseguró que está allí para preparar su defensa y que no dudará «en comparecer ante la justicia, pero la verdadera»; a preguntas de los periodistas explicó que se refería a la belga, porque la española «está politizada» y no tiene garantías de una «sentencia justa».

El movimiento de Puigdemont puede entenderse como un deseo de repetir al frente de la Generalitat o como un intento de su partido para forzar a ERC a pactar una lista unitaria, reviviendo el Junts pel Sí del 2015. La antigua Convergència es la formación que está peor posicionada en la carrera hacia las urnas. Sin candidato claro -Mas está inhabilitado y Puigdemont, que nunca se consideró seriamente, en el extranjero- y dividida. PDECat ha hecho suya la petición de las agrupaciones independentistas de una lista unitaria, que es su gran esperanza. «Lo mejor en esta situación -explicó Pascal- es concentrar esfuerzos en una gran lista de país, ponernos de acuerdo, por el PDECat no quedará». Aceptó que en esa candidatura unitaria vayan personas que hoy permanecen encarceladas, incluidos los presidentes Òmnium Cultural y ANC, conocidos como los Jordis, y que también se abra a formaciones diferentes, en alusión a Podemos.

Ni ERC ni «los comunes»

El llamamiento del PDECat es probable que caiga en saco roto. El día anterior se publicaba en un diario local un artículo del expresidente de la Generalitat Oriol Junqueras en el que decía: «Basta de debates y polémicas sobre cómo se presentará cada partido a las elecciones (...) Cada uno que escoja la mejor fórmula para concurrir a las elecciones». Las encuestas sitúan a Esquerra en la mejor de las posiciones de cara al 21D.

Si ERC no tiene ningún interés en asociarse con el PDECat, tampoco parece probable que lo haga Catalunya en Comú, el grupo que forma parte de Catalunya sí que es Pot. La formación de Ada Colau aún no ha decidido qué hará, pero defiende que «la pluralidad del pueblo catalán debe expresarse». En cuanto a Podem (la marca catalana de Podemos), cambiará de secretario general si las bases aceptan ir junto a los comunes, tras el apoyo del actual a la supuesta república catalana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El expresidente catalán se ofrece ahora para ser candidato