La sanchista Lastra exige a los barones que pidan perdón a los militantes

El PSOE andaluz advierte a Sánchez que le corresponde a él trabajar por la unidad


madrid / la voz

El día después de la contundente victoria de Pedro Sánchez en las primarias, las heridas abiertas en el PSOE volvieron a manifestarse, aunque varios destacados representantes del bando susanista trataron de rebajar la tensión. Los socialistas andaluces emplazaron al nuevo secretario general a que tome la iniciativa para garantizar la integración y posibilitar la unidad. Así lo dijo su número dos, Juan Cornejo, quien dejó claro que el proceso no ha terminado, ya que de cara al próximo congreso federal hay que «seguir hablando de muchas cosas», entre las que citó expresamente el debate sobre la ponencia marco, el modelo de partido y las propuestas económicas. Esto augura un encontronazo, ya que las ponencias política y económica, elaboradas por Eduardo Madina y José Carlos Díez, respectivamente, fueron diseñadas sin participación de los sanchistas, como futuro proyecto a la medida de Susana Díaz.

Arrimar al hombro

La presidenta andaluza, que tras su derrota ni siquiera nombró a Sánchez y que dijo estar a disposición del partido, no del secretario general, cambió ayer ese discurso y aseguró que lo que ahora toca es estar «al lado de Pedro Sánchez y arrimar el hombro, que es lo que vamos a hacer los socialistas andaluces: ayudarlo para que cuanto antes el PSOE sea la alternativa de gobierno que este país necesita».

Pero unas declaraciones de la diputada Adriana Lastra, uno de los baluartes del sanchismo, destaparon la caja de los truenos, al asegurar que algunos barones deberían pedir «disculpas» a la militancia por dejar de representarla, ya que había quedado claro que los afiliados están en contra de lo que hicieron en los últimos meses. «Ha sido una lección ejemplar para muchos de esos barones, porque dejaron de representar a sus militantes. Lo que ayer les dijeron fue: compañeros, o volvéis a representarnos o vais a dejar de hacerlo, esa es la lección; o empiezan a representar bien a sus compañeros o van a dejar de hacerlo», advirtió. La respuesta de la dirección de los socialistas castellano-manchegos no tardó en llegar. Su portavoz, Cristina Mestre, le respondió que «nadie debe pedir perdón ni va a pedir perdón por participar deportivamente en un proceso de primarias». El propio Cornejo acusó a Lastra de confundir el debate orgánico con los cargos institucionales y recordó que los presidentes autonómicos son elegidos por los ciudadanos. Otros dos destacados sanchistas, los diputados Susana Sumelzo y Odón Elorza, contradijeron a Lastra y aseguraron que nadie debe pedir perdón.

Barones que apostaron por Díaz y que han quedado en una posición muy difícil por los resultados de las primarias en sus territorios se expresaron en términos conciliadores. Así se manifestaron Ximo Puig, Guillermo Fernández Vara y Javier Lambán, quienes fueron muy críticos con Sánchez y ahora se han puesto a su disposición. «Hay que saber ganar y perder», afirmó, por su parte, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, quien apeló a «construir la unidad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La sanchista Lastra exige a los barones que pidan perdón a los militantes