Crecen las voces en el PSOE que reclaman una candidatura de unidad de cara al congreso

Enrique Clemente Navarro
enrique clemente MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Emilio Naranjo | EFE

Barones como Fernández Vara y García-Page lo piden públicamente

20 dic 2016 . Actualizado a las 07:53 h.

Con el paso de los días Susana Díaz se afianza como la candidata del oficialismo y de los pesos pesados históricos del PSOE. El aval público que José Luis Rodríguez Zapatero le dio el pasado viernes supuso de hecho su lanzamiento como candidata a la secretaría general. Otro histórico como el exministro y expresidente del Congreso José Bono también le mostró su apoyo el pasado sábado y es bien sabido que Felipe González la respalda. Ella, sin embargo, actúa como futura líder del partido pero guarda silencio.

Mientras, en el sector crítico se extienden las dudas sobre si Pedro Sánchez está dispuesto a presentarse a las primarias e incluso se cuestiona que sea el candidato idóneo para enfrentarse a la presidenta andaluza. De hecho, ya ha habido defecciones entre los antiguos sanchistas, empezando por el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que aboga por mantener una posición neutral en la contienda interna del PSOE. La última, la de la jueza Margarita Robles, que se ha pasado al bando susanista. Los afines a Díaz hacen hincapié en que en los dos actos que ha protagonizado Sánchez este no ha contado con ningún dirigente crítico de primera fila.

Pero poco a poco se va abriendo paso entre los dirigentes el partido la idea de una candidatura de unidad con capacidad integradora, y con Díaz al frente. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, lo ha dicho abiertamente, al abogar por la unidad para evitar el choque de trenes. El presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, ha expresado la misma opinión. Otro dirigente que ha cobrado protagonismo tras la caída de Sánchez como es el veterano eurodiputado Ramón Jáuregui también aboga por una candidatura única. El portavoz y hombre de Díaz en la gestora, Mario Jiménez, se pronunció ayer en una línea similar al asegurar que un congreso «de unidad» para elegir al próximo líder del partido sería «el escenario más favorable», porque «daría mucha fuerza al proyecto del partido», aunque lógicamente añadió que eso lo decidirán los militantes.