Perspectiva y manipulación


La realidad es poliédrica y la verdad, un horizonte que nos esforzamos en alcanzar pero al que nunca llegamos. El mundo varía según la mirada, y nuestra concepción de la realidad es siempre la resultante de una negociación, a menudo conflictiva, siempre polémica, de perspectivas. Por eso es determinante la pluralidad informativa, sin la cual la democracia es imposible. La opinión pública se alimenta de la confrontación de visiones de la realidad que proporcionan los medios de comunicación. Unos medios que, aunque a veces se equivoquen, intentan siempre acercarse a la verdad desde una determinada perspectiva, sus principios editoriales, compartida por una parte de la sociedad que son sus lectores. De la honestidad y acierto en esa búsqueda depende su prestigio y su propia supervivencia, porque es su audiencia la que decide día a día quien merece sobrevivir y quien no.

Esa es la dura prueba que debemos superar diariamente todos los medios, menos los públicos, que se financian con el dinero de todos, acierten o no, cumplan o no la función de servicio público que supuestamente los justifican. Y como no están sometidos al control de los ciudadanos, sino al de los políticos, despilfarran a manos llenas y tergiversan la realidad en beneficio del Gobierno de turno. Como ocurre con TV3, que con la campaña del 27S se está situando en lo más alto del ránking de manipulación informativa, un récord difícil porque la competencia es dura con TVE y otras autonómicas. TV3 es la punta de lanza de la espiral del silencio que alimenta el secesionismo en Cataluña. Más que un medio es un arma política que dispara incluso contra quienes la costean.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Perspectiva y manipulación