Dudas en el PP de que los cambios puedan servir para remontar


Madrid / Colpisa

La pérdida de poder territorial ha dejado al PP en estado de shock y algunos de sus dirigentes dudan, eso sí en privado, de que los cambios de Mariano Rajoy puedan servir para remontar. Ya no es solo Esperanza Aguirre la que cuestiona al presidente. Es cierto que es la única dirigente que no deja de lanzar pullas al presidente en público. Su último desafío lo hizo el martes al anunciar su marcha y pedir un congreso extraordinario del PP madrileño. Antes que ella lo pidió el balear José Ramón Bauzá, al que se le respondió con un no desde Génova. Alberto Fabra también ha dicho que no seguirá al frente del partido en la Comunidad Valenciana y Pedro Sanz ha dado un paso atrás para facilitar un acuerdo con Ciudadanos en La Rioja. Tampoco seguirá Luisa Fernanda Rudi en Aragón. Todos ellos señalan, al igual que ha reiterado Alberto Núñez Feijoo, que el retroceso del 24M se debe a problemas de comunicación. Es lo mismo que apuntar a María Dolores de Cospedal y a Soraya Sáenz de Santamaría, pero también al propio Rajoy, que las nombró y que, por otro lado, debe ser el mayor comunicador de las políticas del Gobierno. De hecho, lo es y se implicó al máximo en la campaña electoral en esa tarea, con el mensaje casi único de la recuperación económica. Una apuesta que se ha demostrado claramente insuficiente. Tras la constitución de ayuntamientos gobernados por la izquierda alternativa, el presidente ha cambiado de estrategia, que ahora se basa fundamentalmente en descalificar a Pedro Sánchez por haberse entregado a la extrema izquierda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Dudas en el PP de que los cambios puedan servir para remontar