Albert Rivera ofrece entrar en las listas de Ciudadanos a los rebeldes de UPyD

Continúa la fuga de cabezas de lista electorales de la formación magenta


madrid / la voz

Albert Rivera abrió ayer las puertas a integrarse en las listas de Ciudadanos para las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo a los dirigentes y militantes que abandonen UPyD. Es un paso más porque supone un efecto llamada a los que aún permanecen en el partido liderado por Rosa Díez, pero son muy críticos con su gestión y han reclamado sin éxito su dimisión. ««En Asturias y otras partes de España es muy posible que para mayo ya haya gente que se pueda incorporar a alguna de nuestras listas, con el visto bueno de nuestra militancia, que es lo que yo ponía como condición, y seguramente otras que no será posible ahora pero que en un futuro acabaremos juntos», señaló Rivera. «Los que pensamos igual vamos a acabar juntos y eso no lo va a evitar nadie», añadió.

Más fugas en UPyD

Este ofrecimiento, a tan solo diez días de que finalice el plazo para presentar candidaturas, coincide con una fuga constante de cabezas de lista de UPyD, la mayoría de ellos para integrarse en la plataforma Encuentro, creada para negociar un pacto con Ciudadanos de cara a los comicios. De momento han abandonado la formación magenta los candidatos autonómicos de Asturias y Aragón y de capitales de provincia como A Coruña, Zaragoza, Huesca, León, Jaén o Teruel. Otro cargo que ha decidido irse es el diputado en la Asamblea de Madrid Alberto Reyero, que comunicó ayer su baja en el partido y su renuncia al escaño, para integrarse en la lista autonómica de Ciudadanos como independiente.

El exdiputado y excandidato de UPyD a la presidencia de Asturias, Ignacio Prendes, que fue expulsado de forma fulminante por la dirección encabezada por Díez por «jugar en los dos bandos», podría encabezar la lista del partido naranja en el Principado. Rivera no lo descartó ayer.

El presidente de Ciudadanos pidió a Díez que en lugar de responsabilizarle de la situación actual de su partido por querer sumar se pregunte si su rechazo a que se unieran las dos formaciones «tiene algo que ver» en su crisis interna. Señaló que habrá que esperar a que UPyD celebre su congreso en junio para saber si hay un «cambio de rumbo» que los acerque, pero él siempre está abierto al diálogo.

Otros pueden ser bisagra

Sobre posibles pactos dijo que lo hará con diferentes partidos en un sitio o en otro, «tema por tema y reforma por reforma», pero advirtió de que «algunos insisten mucho en que Ciudadanos va a ser fuerza bisagra, pero a lo mejor los favoritos somos nosotros y son otros los que tienen que ser bisagra». Asimismo, avisó a los demás partidos que no deberían «burlarse» ni «criminalizar» a Ciudadanos, «porque a lo mejor luego hay que sentarse a hablar y llevar a cabo reformas».

El Consejo General de Ciudadanos aprobó ayer presentarse en todas las comunidades autónomas y en más de mil municipios de toda España.

Por otro lado, Rivera aseguró que actualmente sigue pagando una cuota a UGT y que se afilió a este sindicato dentro de una sectorial de empleados de banca como trabajador de una entidad financiera.

Rosa Díez dice que se siente engañada por algunos de sus compañeros

Rosa Díez ha lanzado duras acusaciones contra los dirigentes de su partido que se están pasando a Ciudadanos y contra el propio Rivera por haber diseñado una estrategia conjunta para dinamitar UPyD desde dentro. La portavoz magenta aseguró ayer que se siente «engañada» por algunos de sus «propios compañeros», en referencia, entre otros, al exdiputado en Asturias Ignacio Prendes y al que era candidato en Aragón, Carlos Aparicio, a los que acusó de haber jugado «a dos bandas». El jueves por la noche Díez escribió en su cuenta de Facebook que Prendes «se dedicó los últimos meses a montar desde dentro de UPyD una red para minarnos como partido, quedarse con las siglas y entregárselas a Rivera». Asimismo, acusó a los que ahora se están yendo de su partido de diseñar, tras perder las votaciones en el consejo político de diciembre, una estrategia común con Ciudadanos para presentar listas conjuntas en algunos lugares como Aragón, Asturias y la Comunidad Valenciana y todo ello con la «complicidad activa» del partido que los acoge.

Díez aseguró ayer que las decisiones en su partido, que es una organización «profundamente democrática», como la de no unirse a Ciudadanos, no las toma ella sola. A su juicio, la unión con la formación de Rivera «puede parecer muy razonable» a algunos afiliados que lo han planteado, y después han aceptado la decisión de los órganos de dirección de no hacerla, pero es «la autonomía» de UPyD la que convierte al partido en «una garantía limpia y coherente que defiende la igualdad de todos los españoles».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Albert Rivera ofrece entrar en las listas de Ciudadanos a los rebeldes de UPyD