Interior centra en los clientes su ofensiva contra la prostitución

La trata para explotación sexual mueve cinco millones de euros al día en España

Efe

barcelona / colpisa

La segunda fase del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos ya tiene un claro objetivo: los clientes. Así lo anunció ayer el ministro del Interior en una reunión en Barcelona con los responsables de las Unidades Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades (Ucrif), en la que se analizó la primera fase y se detallaron aspectos de la segunda, que también tendrá un fuerte componente de colaboración en el extranjero para cortar de raíz las redes que engañan, maltratan y extorsionan a mujeres para traerlas a los países más desarrollados y dedicarlas a la prostitución.

Ahora el objetivo es disminuir la demanda de estos servicios con una presencia policial «insoportable», según señaló el director de la Policía, Ignacio Cosidó, que haga desistir de sus intenciones al cliente. Jorge Fernández Díaz apuntó que hay muchas «herramientas» eficaces para conseguir estos objetivos como las sanciones a las personas que reclamen estos servicios cerca de los centros escolares o en los arcenes de las carreteras. Numerosos ayuntamientos -Sevilla, Alcalá de Henares, Valencia o Murcia, por citar algunos- ya tomaron medidas contra la prostitución hace años. El consistorio murciano, por ejemplo, multó el año pasado a 25 clientes. Veintitrés personas tuvieron que pagar una multa de entre 750 y 1.500 euros por solicitar de forma directa o indirecta servicios de prostitución. Los otros dos abonaron un castigo entre los 1.500 y los 3.000 por el idéntico motivo, pero cerca de un centro docente.

Ingresos millonarios

Los últimos informes señalan que la trata de seres humanos es un negocio muy lucrativo. Genera al año unos 25.000 millones, de los que 2.280 millones, según el ministro, corresponden a Europa. «Es una actividad delictiva que mueve cinco millones al día en nuestro país», recalcó.

En esta lucha, Interior destacó los resultados -«espectaculares», según el ministro- de la primera fase del plan aprobado en abril del 2013. Además de crearse una brigada central especializada, la Policía Nacional ha realizado 462 operaciones que se saldaron con 1.450 detenidos y 11.751 víctimas potenciales detectadas. «Se han producido 963 actuaciones conjuntas con la Inspección de Trabajo en el ámbito de la explotación sexual y se han intervenido 29 millones fruto de las investigaciones patrimoniales llevadas a cabo», apuntó el ministro. Ahora, en la segunda parte de esta operación, el director de la Policía anunció la creación de más grupos de investigación den las redes de inmigración ilegal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Interior centra en los clientes su ofensiva contra la prostitución