Arantza Quiroga: «Los vascos nunca seguirían a Urkullu por el camino catalán»

Quiroga cree que sobre ETA falta aún un reconocimiento de que nunca debió existir


Santiago / La Voz

Ayer se celebraron tres años del «cese definitivo» de la lucha armada por parte de la banda terrorista ETA, y la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga (Irún, Guipúzcoa, 1973) lo conmemoró en Galicia, un modelo de sociedad que le gusta observar -dice- pues «sabe combinar la defensa de lo propio con la lealtad al Estado, y eso es lo que quiero yo para el País Vasco».

-¿En qué situación está el País Vasco tres años después del cese de la violencia?

-Cada día que pasa, la sociedad vasca es más consciente de la sinrazón que hemos vivido, de lo que ha supuesto ETA y de los resquicios que aún hay que cerrar.

-¿Como cuáles?

-Creo que falta un reconocimiento político claro de que ETA nunca debió existir, y frente a eso lo que hay son movimientos continuos por parte de la izquierda abertzale, y a veces con respaldo del Gobierno vasco, no para justificar, pero sí para contextualizar a ETA dentro de un contexto histórico de la Guerra Civil y la dictadura, pero olvidando que ETA siguió matando y ya teníamos una democracia en la que cada uno podía defender sus ideas.

-¿Por qué está tan callado el lendakari con lo de Cataluña?

-Porque Íñigo Urkullu y el PNV saben que los vascos nunca los seguirían por el camino catalán. Lo comprobaron en la época de Ibarretxe; vieron como eso les llevó a la oposición, y ahora no es que hayan dejado de ser nacionalistas, pero toman una posición táctica porque saben que la mayoría del País Vasco no los seguiría por el camino de Mas.

-¿Lo que ocurre en Cataluña, cómo lo explica usted?

-Ha incidido mucho la crisis, que supone arriesgar y tomar decisiones, algo que el Gobierno de Mas no quiso hacer. Y aparte hay un sentimiento fuerte en Cataluña, de una parte de la sociedad que quiere ser independiente.

-Esto último no es frecuente oírlo en un dirigente del PP...

-Ya, pero es como si en el País Vasco se niega que hay personas que quieren la independencia. La negación no resuelve nada.

-¿Es de las que creen que Rajoy pudo haber hecho algo más en el asunto catalán?

-La situación no se resuelve sacando conejos de la chistera o contraponiendo modelos. El modelo ya existe, es el de las autonomías, que por ahora ha funcionado y no veo otro mejor. La estrategia de Rajoy ha sido inteligente, en el sentido de que es consciente que hay que gestionar el día después y ha evitado ir a un choque de trenes.

-¿Cómo ve a Podemos?

-Lo tomo como un acicate, no lo veo como una amenaza, salvo que llegue a gobernar, claro.

-¿Y por qué sería una amenaza un gobierno de Podemos?

-Solo hay que escuchar las cosas que dicen. Su proyecto es sacar a «estos», pero no explican lo qué haría con el poder. Antes hablaban de no pagar la deuda, ahora dudan... Creo que no saben muy bien qué hacer.

-¿La reforma del aborto ha de quedar en el cajón para siempre?

-No, hay que afrontar una reforma de la ley, en aspectos como lo de las menores, y eso tiene que venir acompañada de medidas de apoyo a las embarazadas. Pero también creo que la reforma debe tener respaldo amplio.

-¿Cree que Rodrigo Rato puede tener cabida en el PP después de las tarjetas «black»?

-Mi sentimiento hacia todo esto es de disgusto, y creo que esos comportamientos no caben en lo que creo que ha de ser el Partido Popular. Hay que tomar decisiones, aunque a veces puedan ser duras o traumáticas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Arantza Quiroga: «Los vascos nunca seguirían a Urkullu por el camino catalán»