Detienen en Córdoba a un hombre con 500.000 archivos de carácter pedófilo

El hombre se conectaba a la red a través del wifi de sus vecinos lo que complicó la investigación


La Policía Nacional ha detenido en Córdoba a un hombre de 32 años, residente en la capital, acusado de delitos de corrupción de menores, posesión y distribución de pornografía infantil, amenazas y defraudación de telecomunicaciones, y al que hallaron unos 500.000 archivos de carácter pedófilo.

El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado; el jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial, José Miguel Sáenz, y el jefe del Grupo de Delitos Tecnológicos de Córdoba, Francisco López, han ofrecido hoy detalles de esta operación, que sigue abierta, y en la que la cifra de víctimas podría superar los 10.000 menores en el mundo y los 2.000 en España.

Según han explicado en conferencia de prensa, el arrestado presuntamente contactó con decenas de menores a través de las redes sociales y consiguió que le remitieran fotos de índole sexual propias y de sus hermanos menores, y para evitar el rastro había pirateado las redes de wifi de sus vecinos, al objeto de chatear con sus víctimas.

El origen de la investigación fue la denuncia interpuesta en mayo por la madre de una de las víctimas, que de manera casual, descubrió cómo su hijo menor de edad mantenía una conversación en un chat privado de una red social con una joven, al parecer de su misma edad, a la que había enviado fotografías y vídeos de índole explícitamente sexual, suyas y de su hermano menor.

Así, los agentes especializados de delitos telemáticos comenzaron por inspeccionar el perfil en dicha red social de la supuesta joven, y pudieron comprobar que tenía agregados otros 80 contactos, todos ellos varones menores de edad.

Paralelamente, los agentes lograron determinar que 40 menores de edad residentes en Córdoba y provincia, le habían remitido igualmente imágenes íntimas, y tras contactar con las víctimas, descubrieron que en todos los casos la forma de interactuar con los menores coincidía.

La supuesta joven entablaba conversación, que derivaba en la petición de fotografías y vídeos con contenido altamente sexual, y con estos en su poder, los utilizaba para chantajear y amenazar a los menores con divulgarlo si no enviaban nuevo material.

El presunto pedófilo llegó a exigir a sus víctimas que le hicieran fotografías y vídeos a sus hermanos pequeños de corta edad, e incluso que grabaran a otros niños en los vestuarios de piscinas o recintos deportivos.

Los agentes lograron finalmente determinar la identidad del presunto autor, técnico superior en sistemas de telecomunicaciones e informáticos, así como otras en redes de Internet, y tras registrar su vivienda e inspeccionar tres ordenadores, encontraron abundante material pornográfico de carácter pedófilo.

Se localizaron alrededor de 500.000 archivos de imagen y vídeo, la inmensa mayoría de carácter pedófilo, que están siendo revisados para localizar a potenciales víctimas, dado que algunas de ellas las había obtenido de un programa de intercambio de archivos.

Según han explicado en la rueda de prensa, el acusado está actualmente en prisión preventiva por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Córdoba, que le acusa de los delitos de corrupción de menores, posesión y distribución de pornografía infantil, amenazas y defraudación de telecomunicaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Detienen en Córdoba a un hombre con 500.000 archivos de carácter pedófilo