Dos manifestaciones a favor de la secesión y la reconciliación marcarán la Diada

La independentista está organizada por la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural y la otra por Societat Civil Catalana


La Diada de Cataluña del 11 de septiembre estará marcada este año por dos manifestaciones, una independentista y a favor de la consulta del 9-N organizada en Barcelona por la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, y la convocada por Societat Civil Catalana en Tarragona a favor de la «reconciliación».

La manifestación de la ANC y Òmnium, que esperan que esta sea la «Diada definitiva» para lograr la independencia, cuenta ya con más de 400.000 personas inscritas -50.000 menos que la cadena humana del año pasado- y culminará con una muestra de 947 urnas para simbolizar la «voluntad» de los catalanes de votar el 9 de noviembre.

El escenario principal de la manifestación, una cadena humana en forma de «V», será la plaza de Les Glòries, que acogerá tantas urnas como municipios hay en Cataluña y, según sus organizadores, éstas se han encargado en el mismo sitio donde el Govern tienen previsto hacerlo para la consulta -el Centro de Iniciativas para la Reinserción de presos de Lleida- y con el mismo diseño.

En Les Glòries, escenario donde se situará el vértice de la «V» humana, habrá más de mil cantores de diferentes corales y jóvenes nacidos el 9 de noviembre de 1998 que, coincidiendo con su aniversario, podrían votar en la eventual consulta soberanista, ya que los 16 años es la edad mínima de participación en la ley de consultas que se prevé aprobar en septiembre en el Parlament.

La Vía Catalana se extenderá así por dos de las arterias urbanas más importantes de Barcelona: la Gran Vía y la Avenida Diagonal, hasta confluir en la plaza de Les Glòries para formar a las 17.14 horas del 11 de setiembre una «gran» V -de «votar» y de «victoria»- con los colores rojo y amarillo de la senyera -la bandera catalana-.

Minutos antes de la formación de la V, cuyo recorrido es de once kilómetros y que abarcará una superficie de 200.000 metros cuadrados, las dos cabeceras de la movilización avanzarán hasta confluir y formar el lema «9N votaremos, 9N ganaremos».

«Queremos que sea la manifestación más masiva de la historia de Europa para asegurar que sea la Diada definitiva» y poder comenzar a «construir un país nuevo», ha dicho la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, que ha llamado a la movilización.

El presidente catalán, Artur Mas, prevé recibir a los organizadores una vez finalizada la manifestación.

Por su parte, la plataforma contraria a la secesión y a la consulta del 9N, Societat Civil Catalana (SCC), pretende hacer de la Diada una celebración de «reconciliación» frente a la «belicista» del Govern, por lo que además de la manifestación en Tarragona reunirá el día antes a descendientes de protagonistas de la Guerra de Sucesión de 1714 ante la tumba de Rafael Casanova.

Los actos principales se llevarán a cabo la tarde del 11 de septiembre en Tarragona, bajo el lema «Recuperem el seny, recuperem la senyera» (Recuperemos la sensatez, recuperemos la senyera) con una manifestación que arrancará a las 18.30 horas de la Rambla Vella hasta el Anfiteatro, portando una 'senyera' de cincuenta metros.

Tras desplegar la 'senyera' en el anfiteatro, la acción se trasladará a otro escenario cercano a ese lugar, donde se realizarán espectáculos artísticos y musicales, hasta aproximadamente las 20.00 horas, cuando habrá más intervenciones de miembros de SCC.

Pero no todos los actos se ceñirán a la Diada, sino que el día anterior, el 10 de septiembre a primera hora, frente a la tumba de Rafael Casanova en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), reunirán a varios descendientes de la Guerra de Sucesión de hace tres siglos.

«Será un acto de reconciliación entre los bandos enfrentados, a través de la presencia de estas familias y ante los restos mortales de Casanova», ha explicado el presidente de SCC, Josep Ramon Bosch, que lo ha «contrapuesto» al acto «belicista» y «profundamente desafortunado» que llevará a cabo el Govern, con Mas a la cabeza, en el Fossar de les Moreres de Barcelona ese mismo día 10 por la tarde.

Un acto «pequeño», pero «lleno de simbolismo, a favor de la unidad y la concordia, especialmente necesario en un momento en que desde la Generalitat se promueve una celebración que alimenta un relato mítico, romántico y simplificado, que busca excitar, exaltar, dividir entre buenos y malos y catalanes», ha apuntado Joaquim Coll, uno de los vicepresidentes de SCC.

SCC ha dejado claro que no se quiere «comparar con nadie», en referencia a la manifestación soberanista en Barcelona, ya que «no es una competencia» y los actos de esta plataforma pretenden ser «más simbólicos que masivos», ha añadido Bosch.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Dos manifestaciones a favor de la secesión y la reconciliación marcarán la Diada