Los líderes de la UE ignoran la petición de ayuda de Artur Mas

Tras el fracaso con las cartas, la Generalitat anuncia reuniones bilaterales


madrid / la voz

Ni Angela Merkel ni François Hollande ni David Cameron han respondido a la carta que les remitió Artur Mas hace ya dos semanas pidiéndoles su apoyo a la consulta independentista. La Generalitat admitió que Alemania, Francia y Reino Unido, los países más potentes de la Unión Europea, no lo han hecho, pero sí algunos otros, de forma «amable», aunque no especificó cuáles. En todo caso, el secretario de Asuntos Exteriores del Gobierno catalán, Roger Albinyana, señaló que la carta solo pretendía informar y que no esperaban una «respuesta directa» de los líderes europeos, aunque en la misiva el presidente catalán les hacía una apelación personal. «Confío en que pueda contar con usted para sacar adelante este proceso pacífico, democrático y transparente», aseguraba.

Mas busca la foto

Después de enviar la carta con escasos resultados hasta ahora, el siguiente paso de Mas en el proceso de internacionalización de la cuestión catalana será tratar de cerrar reuniones bilaterales con diferentes mandatarios internacionales para exponerles su apuesta por el referendo. Hasta ahora, no ha logrado la foto que ansía con algún líder relevante. En sus últimos viajes, tanto a Israel, como a Rusia, India o Brasil, no fue recibido al más alto nivel.

Portavoces del Gobierno alemán y de la Comisión Europea señalaron que no tenían constancia ni siquiera de haber recibido la misiva. El viceportavoz de Merkel, Georg Streiter, aseguró que desconocía su existencia, pero en cualquier caso señaló que en el supuesto improbable de que hubiera una respuesta esta se orientaría en la línea habitual que ha mantenido el Gobierno de Berlín, que considera que este es un «asunto interno español». Francia también se ha desentendido de la carta, remitiéndose a lo que dijo Hollande el 27 de noviembre en Madrid: «Cataluña es una región de España, por lo tanto es un tema interno de España y es competencia de su soberanía exclusivamente». En el mismo sentido se pronunció la Embajada de Estados Unidos en la capital, que señaló que la cuestión catalana es un «tema interno español» que la Administración norteamericana «no entra a valorar» porque es competencia del Gobierno de Madrid.

Fractura de la sociedad

Por su parte, el Gobierno de Mariano Rajoy augura un fracaso a la ofensiva diplomática de Mas para internacionalizar la cuestión. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró que la UE ya le dio una «respuesta por adelantado», dejando claro que una Cataluña independiente quedaría fuera de la organización y así lo declararon tanto el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, como el de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. Fernández Díaz acusó a Mas de «fracturar» la sociedad catalana y «contaminar la convivencia» y dijo que acababa «de vivir situaciones muy tristes que jamás pensé que viviría» y relató que durante las Navidades comprobó en Barcelona cómo algunas familias no se habían reunido por sus diferencias ideológicas. Mas, dijo el ministro, está provocando una «quiebra social y familiar» en Cataluña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Los líderes de la UE ignoran la petición de ayuda de Artur Mas