La Policía detalla cuatro vías por las que el PP se financió irregularmente

Gürtel ayudó a pagar campañas hasta el 2004, incluida la gallega del 2001


madrid / colpisa

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) asegura que el PP financió de manera irregular mítines y otros actos partidarios apoyándose en la trama Gürtel. Esta es una de las principales conclusiones a la que llega la Policía en uno de sus más amplios informes, 265 páginas, sobre la red corrupta que salpica a los populares y en el que analiza la documentación que se incautó en su momento en las oficinas centrales de la trama de Francisco Correa, en el número 40 de la madrileña calle de Serrano. De acuerdo con el informe, fechado ayer y firmado por el jefe del grupo de la Brigada contra el Blanqueo de Capitales, el PP usó hasta cuatro vías diferentes ilegales para pagar actos de carácter político entre los años 2002 y 2004.

Facturación a fundación

Cambio de concepto. El primero de estos atajos de financiación irregular fue la «facturación a una fundación vinculada orgánicamente al PP con cambio de concepto y de entidad». Según el informe, Special Events, la empresa de Gürtel especializada en montaje de eventos y que fue beneficiada por innumerables contratos públicos y privados por parte del partido y de las administraciones públicas regidas por los populares, «emitió facturas» por actos realizados para el PP de Madrid en las campañas de las elecciones autonómicas del 2003 y europeas del 2004, así como en los congresos regionales del 2002 y el 2004, que luego se «transformaban en actos desarrollados para Fundescam», una fundación ligada al PP madrileño, «cambiando el concepto realmente prestado y de la entidad destinataria». La Policía afirma que Fundescam recibió «fondos» de «empresas privadas adjudicatarias de obras o servicios públicos» y que parte de esas comisiones se «destinaron a financiar actos realizados en las campañas electorales del PP».

Pagos en efectivo

Origen desconocido. La segunda vía de financiación irregular de actos del PP que recoge la UDEF es la que denomina «fondos en efectivo de origen desconocido». Los investigadores sostienen que documentos de la campaña de las elecciones gallegas del 2001 «indican» que numerosos «gastos de ejecución de los actos» fueron «abonados» por tres cheques bancarios, dos de los cuales fueron cobrados por el propio Correa, y otros tres pagos opacos del propio PP, cuyo origen sigue siendo una incógnita que tampoco el partido ha podido aclarar.

Pagos en negro

Fundamentalmente en Valencia. La tercera fórmula con la que PP sufragó de forma ilícita sus gastos de campaña, según la investigación policial, fue «mediante la utilización por parte de la organización de dinero ajeno al circuito económico legal». Esta estrategia, se asegura en el informe, se usó particularmente en la Comunidad Valenciana, en particular para sufragar el 27º. congreso del PP en aquella región. La propia Special Events -Correa, en realidad- hizo un regalo a los populares, pues pagó de su bolsillo a los proveedores del acto 81.653,64 euros «en dinero B», que posteriormente fueron «repuestos mediante dos entradas de 30.000 euros y 50.000 euros a la caja B de Serrano». Ese mismo sistema se usó para pagar un acto el 13 de noviembre del 2004 en el Palau de la Música de Valencia, en el que la empresa de eventos de Gürtel pagó de sus arcas directamente 16.061,27 euros.

Comisiones

Reparto de beneficios. La cuarta ilegalidad, siempre según el documento de la UDEF, fue el «reparto entre los miembros de la organización y personas vinculadas al Partido Popular de parte de los beneficios generados por la ejecución de campañas electorales». En esta última vía tuvo un papel central la sociedad Rialgreen, que fue contratada por los populares para la realización de las campañas autonómicas y generales celebradas en el 2003 y el 2004. Esa empresa, a través de otra firma llamada Spinaker 2.000, sirvió para que buena parte del dinero de los actos del PP acabara en negro, según la UDEF, en los bolsillos de Correa, Luis Bárcenas, el exeurodiputado Gerardo Galeote, y el exmarido de la ministra Ana Mato, Jesús Sepúlveda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

La Policía detalla cuatro vías por las que el PP se financió irregularmente