Rajoy y Rubalcaba cierran todas las puertas a pactar el referendo de Mas

El desafío catalán acerca sus discursos pese a las diferencias políticas


Madrid / La Voz

Ni el Gobierno ni el PSOE quieren adelantar sus posibles movimientos en caso de que el presidente catalán, Artur Mas, trate de consumar su órdago de convocar un referendo sobre la independencia de Cataluña. Pero eso no quiere decir que Rajoy y Rubalcaba no estén altamente preocupados con la deriva de los acontecimientos ni que renuncien a hacer pedagogía para impedir que ese salto al vacío se convierta en realidad. Ayer, tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, elevaron el tono para contrarrestar la euforia de los independentista por el anuncio de la fecha de esa supuesta consulta y cerraron cualquier puerta a la celebración de ese referendo.

«Siempre ganamos cuando somos grandes, estamos juntos y tenemos los mismos objetivos, y eso es lo que queremos seguir haciendo los españoles», aseguró Rajoy en la clausura de la convención del PP de Murcia, en donde afirmó que «lo que sea España» es algo que compete «a todos los españoles», que son «los que tienen la soberanía nacional» «Yo no voy a trabajar para acentuar las diferencias, voy a trabajar para acentuar lo que nos une después de tantos siglos juntos y lo que tenemos por delante» insistió. Rajoy es consciente de que la estrategia de CiU y de ERC pasa elevar el nivel de desafío para provocar una dura respuesta desde Madrid que les permita enarbolar un discurso victimista que cale entre todos los catalanes. Y, por eso, evita el choque directo y prefiere apelar a la necesidad de superar las desavenencias y a remarcar lo que une a los catalanes con el resto de españoles, obviando lo que los separa.

«No, no y no»

Más directo fue el líder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba, que se muestra más seguro en su discurso de oposición a Artur Mas una vez que parece haber llegado a un acuerdo con el líder del PSC, Pere Navarro, para que este abandone la nave de los que promueven el derecho a decidir de los catalanes.

«Si nos vienen con el derecho de autodeterminación les contestaremos no, no y no», aseguró ayer Rubalcaba, dejando claro que no hay posibilidad de negociación sobre el derecho a decidir ni con el PSOE ni con el PSC. «No estamos ni estaremos jamás con el derecho de autodeterminación», concluyó Rubalcaba para cerrar cualquier puerta futura a un cambio de postura, con referendo o sin él.

Lo que sí pretende el líder de los socialistas, a pesar de su coincidencia con Rajoy en la negativa a negociar nada sobre la consulta, es marcar distancias con el PP en cuanto a las propuestas para solucionar el actual conflicto con Cataluña. «Queremos actualizar la Constitución, porque el mundo está cambiando», dijo para defender su posición de modificar el actual marco legal para llegar a un Estado plenamente federal. La apuesta por la reforma de una Constitución que obtuvo un respaldo ampliamente mayoritario la justifica Rubalcaba en el hecho de que quienes no votaron la Carta Magna «tienen derecho» a decidir cómo debe ser el país en los próximos años y en la necesidad de alcanzar un equilibrio entre los que calificó de «recentralizadores» y los separatistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Rajoy y Rubalcaba cierran todas las puertas a pactar el referendo de Mas